A Mariano Rajoy no le gusta Nicolás Maduro, afortunadamente (apunte comparativo tras el atentado de Barcelona)

Al igual que Nicolás Maduro, Mariano Rajoy es presidente de un país. Pero esa es la única semejanza importante que existe entre ambos.

El presidente del Gobierno Bolivariano trabaja para procurar el bienestar de su pueblo. El del ejecutivo español inequívocamente para las élites económicas en detrimento del grueso de la población que lo padece.

La diferencia tan grande que existe entre los dos presidentes la hemos percibido de muchas maneras. Quizá la más visible y cercana en el tiempo sea la del comportamiento tan desigual expresado por ambos en relación a la violencia sufrida en los dos países.

En Venezuela ha habido más de cien personas asesinadas como consecuencia de la brutal violencia ejercida en las calles por la derecha fascista, esa que Mariano Rajoy tanto defiende y alienta. Por supuesto que el presidente franquista y su “séquito”, lejos de condenar los hechos y a sus autores, arremete contra Maduro señalándole como el responsable de los mismos.

En cambio el líder de la Revolución Bolivariana, además de ser más sensible al dolor ajeno, ha sido mucho más comedido. Lo hemos comprobado muchas veces; hace unas horas, por ejemplo y sin ir más lejos.

Resulta que, tras el lamentable suceso acontecido ayer en la ciudad de Barcelona, Nicolás Maduro ha condenado el atentado que ha acabado con la vida de 13 personas y ha causado más de 100 heridos.

El presidente bolivariano se ha expresado de esta manera: “Venezuela se une al dolor del pueblo de Barcelona y el mundo ante el brutal ataque terrorista […] Elevamos nuestra oración por las víctimas”, y mostró su repudio al “terrorismo en todas sus formas”. Finalmente clamó “por un mundo libre de terror, guerras y violencia”.

Así como el español miente y culpabiliza injustamente al venezolano de la violencia opositora, a éste no se le ha ocurrido señalar a su par por su participación —de la mano de la OTAN— en las guerras de rapiña que, aunque ni mucho menos no los justifica, si tienen mucho que ver con los sangrientos e indiscriminados atentados acontecidos en Europa, incluido el de ayer en Barcelona.

Lo dicho, a Mariano Rajoy no le gusta Nicolás Maduro, afortunadamente.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*