FREI BETTO. Diez consejos navideños y de fin de año para los militantes de Izquierda

Yo diría que militantes de Izquierda, somos todos aquellos que sin llamarnos izquierdistas creemos en el proyecto de un mundo mejor, de solidaridad con los oprimidos, y de lucha por la imposición de la justicia social.

1. Mantenga viva la indignación.

Verifique periódicamente si usted es de Izquierda. Adopte el criterio de Norberto Bobbio: para la derecha la desigualdad social es tan natural como la diferencia entre el día y la noche. La Izquierda, en cambio, la considera una aberración que debe ser erradicada.

Atención: Usted puede estar contaminado por el virus socialdemócrata cuyos principales síntomas son usar métodos de derecha para obtener conquistas de Izquierda y, en caso de conflicto, agraviar a los pequeños para no quedar mal con los grandes.

2. La cabeza piensa donde pisan los pies.

No se puede ser de Izquierda sin «ensuciarse» los zapatos donde el pueblo vive, sufre, se alegra y celebra sus creencias y sus victorias. Teoría sin práctica es hacerle el juego a la derecha.

3. No se avergüence de creer en el socialismo.

El escándalo de la Inquisición no hizo que los cristianos abandonaran los valores y propuestas del Evangelio. Igualmente, el fracaso del socialismo en Europa del Este no debe inducir a descartar el socialismo del horizonte de la historia humana.

El capitalismo, vigente hace 200 años, ha sido un fracaso para la mayoría de la población del mundo. Hoy día somos 6 mil millones de habitantes. Según el Banco Mundial, 2 mil 800 millones sobreviven con menos de 2 dólares al día; y 1 mil 200 millones con menos de 1 dólar diario. La globalización de la miseria no es todavía mayor gracias al socialismo chino que -a pesar de sus errores- asegura alimentación, salud y educación a 1 mil 200 millones de personas.

4. Sea crítico sin perder la autocrítica.

Muchos militantes de Izquierda cambian de lado cuando pierden la perspectiva. Desplazados del poder se vuelven amargos y acusan a sus compañeros(as) de errores y vacilaciones. Como dijo Jesús, ven la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio. No se esfuerzan por mejorar las cosas. Se convierten en meros espectadores y jueces y, al poco tiempo, son cooptados por el sistema.

Autocrítica es no solamente admitir los propios errores. Es aceptar la crítica de los(as) compañeros(as).

5. Conozca la diferencia entre militante y «militonto».

«Militonto» es aquél que se jacta de estar en todo, de participar en todos los eventos y movimientos, de actuar en todos los frentes. Su lenguaje está repleto de lugares comunes y consignas y los efectos de su accionar son superficiales.

El militante profundiza sus vínculos con el pueblo, estudia, piensa, medita, se califica en una determinada forma y área de actuación o actividad, valoriza los vínculos orgánicos y los proyectos comunitarios.

6. Sea riguroso en la ética de la militancia.

La Izquierda actúa por principios. La derecha, por intereses. Un militante de Izquierda puede perder todo -la libertad, el empleo, la vida- menos la moral. Al desmoralizarse, desmoraliza la causa que defiende y encarna. Presta un inestimable servicio a la derecha.

Hay sinvergüenzas disfrazados de militantes de Izquierda. Se trata de sujetos que piensan, en primer lugar, en su ascenso al poder. En nombre de una causa colectiva, buscan primero su interés personal.

El verdadero militante -como Jesús, Gandhi, Che Guevara- es un servidor, dispuesto a dar la propia vida para que otros vivan. No se siente humillado por no estar en el poder, ni orgulloso de su posición. Él no se confunde con la función que cumple.

7. Aliméntese con la tradición de Izquierda.

La oración es necesaria para cultivar la fe, el cariño para nutrir el amor de pareja, «volver a las fuentes» es necesario para mantener el ardor de la mística de la militancia. Conozca la historia de la Izquierda, lea (auto) biografías como «El diario del Che en Bolivia» o novelas como «La madre» de Gorki o «Viñas de la ira» de Steinbeck.

8. Prefiera el riesgo de errar con los pobres a tener la pretensión de acertar sin ellos.

Convivir con los pobres no es fácil. Primero, existe la tendencia a idealizarlos. Después se descubre que entre ellos existen los mismos vicios que hay en otras clases sociales. No son mejores ni peores que los demás seres humanos. La diferencia es que son pobres, o sea, personas privadas injusta e involuntariamente de los bienes esenciales para una vida digna. Por eso estamos del lado de ellos. Por una cuestión de justicia. Un militante de Izquierda jamás transa los derechos de los pobres y sabe aprender de ellos.

9. Defienda siempre al oprimido aunque aparentemente no tenga la razón.

Son tantos los sufrimientos de los pobres del mundo que no se puede esperar de ellos actitudes que no siempre aparecen en la vida de los que tuvieron una educación refinada. En todos los sectores de la sociedad hay corruptos y bandidos. La diferencia consiste en que en la élite, la corrupción se realiza con la protección de la ley y los bandidos son defendidos mediante mecanismos económicos sofisticados, que permiten que un especulador lleve a todo un país a la penuria.

La vida es el mayor don de Dios. La existencia de la pobreza clama al cielo. No espere nunca ser comprendido por los que permiten la opresión de los pobres.

10. Haga de la oración un antídoto contra la alineación

Orar es dejarse cuestionar por el Espíritu de Dios. Muchas veces dejamos de rezar para no escuchar el llamado divino que nos exige nuestra conversión, es decir, un cambio en el rumbo de nuestra vida. Hablamos como militantes y vivimos como burgueses, acomodados o bien en la agradable posición de quienes se erigen en jueces de los que luchan.

 

 

(Frei Betto es teólogo brasileño y uno de los máximos exponentes de la Teología de la Liberación. Autor, entre otros libros, de “Fidel y la Religión”)

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

8 comentarios

  1. Pues yo le voy a recordar algunas cosas al señor Betto:
    1. La religión es el opio del pueblo.
    2. Su navidad es la usurpación del solsticio de invierno por la mafia supersticiosa vaticana.
    3. Para tener ética creo que basta con respetar la Naturaleza y tener empatía.

    Well, I would like to remind Mr. Betto some things:
    1. Religion is the opium of the people.
    2. His christmas time is the usurpation of the winter solstice by the vatican superstitious gang.
    3. To be ethical you just need to respect Nature and to have some empathy.

  2. Respuesta a los diez consejos del Sr. Betto.
    1. En mi definición de izquierda real no tiene cabida la superstición.
    2. La teoría de la izquierda real es materialista y dialéctica, lo demás es confusión y manipulación.
    3. El ex-jefe polaco del Sr. Betto, fue uno de los que destrozó el socialismo en Europa del este.
    4. Sea vd. autocrítico; piense que quizás está nduciendo a engaño a mucha gente.
    5. Existe una gran diferencia entre militante izquierdista y militante de la iglesia católica.
    6. Sea vd. consecuente y desobedezca a su iglesia y a su papa.
    7. La reflexión sí es necesaria, pero … ¿la oración?
    8. Entre los pobres, existe el lumpenproletariado y existen traidores.
    9. La vida es el mayor don… ¿de dios? ¿La pobreza clama al cielo? ¿Quién creó a tu dios? ¿Qué es tu cielo?
    10. En cuanto a la última… también la podrían haber dicho Wojtyla, Torquemada o Cirilo de Alejandría.

    A reply to Mr. Betto’s ten tips.
    1. In my definition of real left, there is no place for superstition.
    2. The theory of real left is materialistic and dialectic, the rest is confusion and manipulation.
    3. Mr. Betto’s Polish ex-boss was one of the guys who destroyed socialism in Eastern Europe.
    4. Be self-critical; perhaps you are misleading a lot of people.
    5. There is a big gap between being a leftist militant and a catholic militant.
    6. Be consistent and disobey your church and your pope.
    7. Thinking about things is necessary but … praying?
    8. Among the poor, there is lumpenproletariat and there are also betrayers.
    9. Life’s the greatest gift… from god? Poverty cries out… to heaven? Who created your god? What’s your heaven?
    10. As to the last one… that might also be said by Wojtyla, Torquemada or Cyril of Alexandria.

  3. 10. Haga de la oración un antídoto contra la alineación: supongo que se trata de una errata y salió alineación por alienación, ¿no?

  4. Uno de estos diez «mandamientos» Marxistas, se encierran en dos: Ser mas solidario con nuestros semejantes, los trabajadores y con los pobres, sobretodo con aquellos humanos DESAHUCIADOS y Suicidados por este indignate y despreciable Sistema Capitalista y seguir con la incesante lucha por el autentico Socialismo o Justicia Social. Salud y REPUBLICA y odio al Fascismo Criminal.

  5. Sopalajo de Arrierez

    Un par de correcciones a los números de Frei Betto:

    – El Capitalismo no lleva vigente 200 años, sino más bien desde las primeras civilizaciones, por no decir desde que vivíamos en cuevas. Porque el Capitalismo es una especie de Ley del Más Fuerte, un «Agarra para ti y a los demás que les parta un rayo». Capitalismo significa que manda el que tiene la riqueza (el capital), y eso ha sido más o menos así en todas la Historia de la Humanidad. Es ahora cuando tratamos de que surja algo nuevo, diferente al Capitalismo.

    – No somos 6.000 millones de habitantes, sino 8.000, o algo menos. 7.350 millones en el año 2.017 según WikiPedia. Y subiendo a toda pastilla, que las clases dirigentes quieren que paramos como conejos, para tener repuestos suficientes para sus guerras y mano de obra barata.

    Fuera de eso, y ya que el hombre habla de lo del «con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar», algún pronunciamiento respecto a lo inapropiado de que su Iglesia Católica S.A. tenga la brutal y desmesurada (y subiendo) cantidad de riquezas que tiene tampoco sería inapropiado.

  6. Pero bueno, por qué preocuparse por los explotados y masacrados por el capitalismo con la decisiva ayuda de la cruz, si esto es un ratito comparado con la eternidad maravillosa que nos espera ?no, señor Frei Betto?

  7. Madi: no es un error, en el fondo la religión y el fútbol tienen la misma finalidad: lavar el cerebro; rezando, los forofos futboleros pueden intentar conseguir que los entrenadores rectifiquen malas alineaciones en los equipos…

    Madi: it’s not a mistake, deep down religion and football have the same objective: brainwashing; by praying, football hooligans can try to get coaches to rectify wrong lineups in their teams…

  8. En caso de que haya algún creyente entre los lectores de Insurgente que se considere a sí mismo izquierdista , me gustaría aclarar que mis comentarios en este hilo van dirigidos contra las estructuras religiosas institucionalizadas como herramientas del sistema; en ningún caso pretenden ser desconsiderados con el concepto de ‘sentimiento religioso’, innato al ser humano, que nos mueve a encomendarnos a cualquier fuerza superior que pudiera existir en situaciones de angustia, pánico o desesperación.
    Aprovecho la ocasión para desear feliz año a todos los que, con sus actos, intentan hacer de éste un mundo mejor.

    In case there are any believers among the readers of Insurgente who consider themselves as leftists, I’d like to make it clear that my remarks in this thread are directed against institutionalized religious structures as system tools; under no circumstances do they set out to be inconsiderate to the concept of ‘religious feeling’, inherent to human nature, which makes us entrust ourselves to any superior power that could exist in situations of distress, panic or desperation.
    I’ll take advantage to wish a happy new year to all those who, through their actions, try to make a better world.

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: