Ya se conoce la sentencia a los militantes comunistas Ramón Teijelo y María Victoria Gómez

La Audiencia Nacional ha informado de la condena a los militantes comunistas José Antonio Ramón Teijelo y María Victoria Gómez Méndez por el secuestro hace 22 años del empresario aragonés Publio Cordón. a 30 años, con un cumplimiento máximo de la pena de 20 años, 

El tribunal que les juzgó el pasado mes ha dictado una sentencia condenatoria para ambos, para quienes el fiscal pedía 37 años y 10 meses de cárcel por la muerte y el secuestro.

Teijelo y Gómez estaban acusados de alquilar la casa de Lyon (Francia) donde estuvo cautivo el empresario aragonés y de enterrar su cuerpo, (cuerpo que no ha aparecido) pero en el juicio negaron su participación en los hechos e, incluso en el caso del primero.

Ambos alquilaron la casa de Lyon haciéndose pasar por profesores españoles de francés.

Siempre según el Ministerio Público, y por tanto la versión oficial del Estado, estuvieron en el chalé hasta que Cordón, encerrado en un armario de la buhardilla empotrado de 1,71 metros de largo por 1,21 de ancho, intentó escapar, cayó al vacío desde una ventana, quedó malherido y al poco murió. Su cuerpo fue enterrado después por sus captores en el Mont Ventoux francés.

En el juicio, Teijelo quiso desmontar la versión del arrepentido Fernando Silva Sande, ya condenado por ese secuestro, y negó que le marcara en la cárcel sobre un plano el lugar donde habían enterrado el cuerpo, que la Guardia Civil ha buscado sin éxito en diversas ocasiones. El tribunal descarta el delito de homocidio al no aparecer el cuerpo del empresario. Los jueces explican que no pueden considerar probado que Cordón falleciera como relató Sande, «sin un elemento objetivo que corrobore su testimonio», teniendo en cuenta además que ha cambiado de versión. El tribunal desvela que Sande sitúa ahora el enterramiento en los Pirineos, «una cordillera bastante alejada del Mont Ventoux que pertenece a los Alpes»

Precisamente, los investigadores, que ya dieron por esclarecido el suceso, no lo dan por cerrado hasta que se localicen los restos de la víctima, porque será en ese momento cuando se demostrará que el empresario falleció.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

3 comentarios

  1. Ya que se usa el calificativo de comunistas, bien estaría reflexionar un rato sobre lo que significa el comunismo.

    Y que exista un grupúsculo de tan mala prensa como los GRAPO que se encuadre en un minúsculo Partido Comunista (¿Reconstituido?) no debe hacernos creer que eso que hacen tenga nada que ver con el comunismo.

    Secuestrar, asesinar, poner bombas,…: ¿eso tiene algo que ver con el comunismo?

    ¿Quiénes son realmente los que pagan los platos rotos después de tanta acción irracional?

    El estar poseído por pasiones gástricas, intestinales, viscerales ¿es suficiente para a sus estúpidas y criminales acciones calificarlas de comunistas?

    ¿Cuántos de los que sin pensar toman algún tipo de arma después a la primera de cambio no se pasan a engordar las filas del enemigo? ¿No podríamos pensar con calma, sin ira y con mucho estudio casos como el de Pío MOA: ese antiguo miembro de los GRAPOs y que ahora como escritor de libelos se desvive por darle la razón a personajes como Franco o a sus ministros como Fraga o De la Cierva?

  2. Que yo sepa los verdaderos comunistas nunca han tenido buena prensa en los países como España y si le dan buena prensa mal negocio para los explotados. Y las revoluciones no se han hecho ni se hacen haciendo retórica

  3. Xan: la mala prensa de los GRAPOs no quería que fuera entendida como una expresión para hablar de lo bien o lo mal que salen radiografiados en la jodida prensa capitalista y sus medios de incomunicación y manipulación de masas; sino a que objetivamente han sido los GRAPOS infiltrados por los aparatos policiales del reino Francobourbónico de manera muy sencilla y simple. De tal manera que muchos activistas se saben poner en guardia cuando en reuniones o asambleas aparece un pamplinas que quiere resolver todas las contradicciones (sociales, mediomabientales, políticas, ideológicas, culturales, etc) desde las apologías más irracionales a la lucha armada.

    Creo que las experiencias armadas de nuestros camaradas han de ponerse en estudio en los cuadros de formación comunista. Y ver sin cortapisas lo que se consigue o no cuando los sacrificios son máximos y los resultados no solo son mínimos, sino radicalmente contraproducentes.

    Por supuesto, Xan, que las revoluciones no se hacen simplemente con retórica. Pero, ojo, sin pensar qué tipo de retórica vamos a usar para expresar la teoría nos podemos quedar mancos, ciegos y sordos a los lenguajes de las diferentes prácticas revolucionarias que se nos presentan a diario.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*