Varufakis revela que el ministro Guindos le confesó que no quería acabar con Podemos porque ya no era una amenaza

Llegué a Madrid el 8 de mayo para reunirme con mi vecino en la mesa del Eurogrupo, Luis de Guindos. Como ministro de Economía de un gobierno conservador, enemigo declarado del partido hermano de Syriza en España, Podemos, en las reuniones del Eurogrupo nunca había desaprovechado la oportunidad de aliarse con Wolfgang Schäuble en nuestra contra.

A estas alturas, yo había deducido que su actitud se debía más a una conveniencia táctica que a una cuestión de principios. Aquel día en su despacho confirmó mis sospechas. alrededor de un sencillo pero fantástico plato de paella, con un vaso de un excelente vino tinto para acompañarlo, se desarrolló una conversación tan amistosa que al final me dejó desarmado.

Luis me dijo que griegos, italianos y españoles tenemos que estar en el mismo bando. Le pregunté si me estaba diciendo que ya no estaba interesado en acabar con nuestro gobierno. Él pensó su respuesta un instante y, con sonrisa traviesa, me dijo que “ya no”. Le pregunté qué había cambiado para que dejase de aliarse con Schüable y buscar el Grexit. Y lo que me dijo De Guindos fue que “para nosotros, Podemos ya no supone una amenaza comparable a la de hace unos meses” y que “ahora da más miedo el Grexit que antes, porque ya no parece posible contenerlo”.

Poco después de la implacable represión que acabó con la rebelión griega del año anterior, el partido de izquierdas Podemos empezó a perder empuje en España. Estoy convencido de que muchos de sus potenciales votantes se asustaron ante la posibilidad de sufrir un destino similar al nuestro, todo por obra y gracia de la feroz Unión Europea y su cruel desprecio a la democracia.

 

Yanis Varufakis, ex ministro de Economía de Grecia

LIBRO: El minotauro global

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

2 comentarios

  1. Sanchita Panza

    Nunca se ha de dar palos de ciego. Pues el enemigo no descansa.

  2. ¿Cómo va a considerar Luis de Guindos, fiel lacayo de Wall Street en España, que Podemos sea una amenaza mientras esté liderado por quien tiene alergia a la bandera tricolor de la Segunda República, babea con los discursos de Jorge Mario Bergoglio en el Parlamento de Bruselas, posa con el embajador de EE. UU. en España junto a las banderas de ambos países y quiere que sea diputado de Podemos por Madrid -después de fracasar en dos intentos, el primero por Zaragoza y el segundo por Almería- el mayor responsable militar en España de la destrucción y el criminal expolio de Libia programados en Washington? “¡A Pablo Iglesias Turrión ni me lo toquéis, que es uno de los nuestros!”, debe decir Luis de Guindos.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*