Un oficial del Ejército del Aire escribe esta carta a los firmantes del manifiesto de adhesión a la memoria de Franco

Permitidme que os tutee, a vosotros que siempre tratabais de tú a vuestros subordinados, para entendernos mejor en el plano de igualdad en que nos ha colocado nuestra condición de retirados. He sido y soy militar por vocación, y si pertenecí a las fuerzas armadas española en las postrimerías del franquismo, no lo hice por adherirme como soporte de la dictadura, si no por coherencia con mis propias habilidades y expectativas personales, porque el ejercicio de la profesión de militar no es prerrogativa de ningún general, por muy generalísimo que sea, ni de ningún régimen por mucha intención que tengan de patrimonializar la carrera militar.

Vais por seiscientos los que habéis firmado el Manifiesto pro defensa de la memoria del general Franco, “el Franco militar y no el político”, según decís en vuestro escrito, como si fuera posible la paranoica tarea de deslindar el Franco-militar del Franco-político-dictador, queriendo quedaros con el segundo teniente de 17 años y con el general de treinta y tres, como enaltecido ejemplo de disciplina y demás valores militares, renunciando a la carga histórica personal del resto de su legado. ¿Disciplina decís…? Recordemos cómo fue aquello.

En los cuatro días posteriores al decreto del 23 de abril de 1931, como todos los militares de carrera, el general Franco realizó públicamente la siguiente promesa: “Prometo por mi honor servir bien y fielmente a la República, cumplir sus leyes y defenderla con las armas”, el más importante y solemne compromiso que vinculaba  a un militar  con el ejercicio de su profesión. Nada perdía quién no lo hiciese, porque la ley respetaba sus pagas al abandonar las fuerzas armadas. Y no obstante Franco prometió. El 18 de julio de 1936, este mismo general levanta contra la República las armas que esta le había confiado para su defensa. Estamos ante la comisión del más grave delito que un militar pueda cometer, por el que renuncia al honor como un valor moral para guiar sus actos en todos los sentidos de la vida. Así que Franco no fue disciplinado, si no un traidor.

No voy a hacer alambicados razonamientos de carácter historiografico, por innecesarios, para convenceros de que Franco fue, además de desleal, un criminal de guerra, un convicto de los delitos de crímenes contra la humanidad y crímenes contra la paz. Y no lo digo yo, lo dijo la ONU en su resolución 39/1946 declarando: “…En origen, naturaleza, estructura y conducta general, el régimen de Franco es un régimen de carácter fascista, establecido en gran parte gracias a la ayuda recibida de la Alemania nazi de Hitler y de Mussolini”.

Hacer abstracción de la personalidad militar, separándola de la política del personaje, para justificar una y no cuestionar otra, es un ejercicio de imposible comprensión que solo el cinismo puede justificar, pues esa misma razón llevaría a vuestros correligionarios nazis a reivindicar el culto a la memoria de Hitler, basándose en el valor acreditado por el Cabo Adolf Hitler, acreedor que fue de la Cruz de Hierro en la I Guerra Mundial, desvinculándolo de su papel como promotor de la II Guerra Mundial y del Holocausto.

Es aterrador poder ahora certificar que, tal como sospechábamos algunos, estábamos mandados por los herederos ideológicos de los que hicieron la guerra con Franco. Debíamos soportar para no renunciar a nuestra vocación, tener que sufrir vuestros discursos de inflamado patrioterismo zarzuelero, mientras en las salas de banderas, en las cámaras y cafeterías de oficiales, en los clubs y durante las conversaciones relajadas al final de las maniobras, os dedicabais a soltar la retestinada devoción que os merecía la dictadura franquista y las “glorias” de aquel dictador despreciable y felón.

Hasta la caída del muro de Berlín, el Día de las Fuerzas Armadas alemanas fue el 20 de julio, ¿Sabéis qué se conmemora en esa efeméride? El atentado contra Hitler en la “guarida del lobo”. Una acción que, aunque frustrada, dignifica el compromiso de altos mandos y civiles alemanes para acabar con el tirano; desde entonces cada 20 de julio en el patio de armas del Bendlerblock de Berlín, tiene lugar una solemne ceremonia en la que los mandos del Ejército de la Armada y de la Luftwaffe, recuerdan y rinden homenaje a aquellos héroes que sacrificaron sus vidas para acabar con el dictador. Al revés que vosotros, los firmantes del Manifiesto de adhesión a la memoria de Franco, que amparáis vuestro falso patriotismo envolviéndoos en la Bandera de España, soñando que lo que hacéis con la bandera del aguilucho bajo la sombra siniestra del recuerdo al dictador.

Tenéis la suerte de vivir en una Democracia, ganada y regada con la sangre y el sacrificio heroico de los compatriotas que se opusieron al régimen de vuestro caudillo, Democracia que, por incompleta y poco desarrollada, os permite decir lo que decís, porque estar en Alemania exaltando la figura del Cabo Adolfo, ya adivináis el lugar donde podíais estar todos concentrados en estos momentos.

El vuestro no es solo un manifiesto pro franquista, es un desafío frontal y beligerante hacia el Gobierno legal y legítimo de España, que este no puede tolerar sin hacer dejación de su obligación de hacer respetar las leyes, y entre ellas el artículo 578 del Código Penal que se refiere al delito de enaltecimiento del terrorismo, porque terrorista fue el régimen de vuestro adorado Franco y a sus acólitos, vivos o muertos, haciéndolos objeto penal del artículo 607.bis que señala y castiga los delitos de lesa humanidad, aquellos que justificáis con vuestra fina cirugía mental, como si con el Valle de los Caídos estuviésemos ante el debate de qué hacer con los restos del doctor Yekyll y mister Hyde. No se puede diseccionar la figura de Franco-bueno del Franco-malo. Solo hubo un Francisco Franco, el que traicionó su promesa, promovió una cruenta guerra civil y sumió a España y a los españoles en una dictadura de cuarenta años, llenando las cunetas de nuestra patria con decenas de miles de asesinados.

En 1945, una disposición del Mando Militar Aliado en Berlín, ordenó que todos los monumentos de exaltación del nazismo “fuesen volados con dinamita y sus escombros triturados en gravilla de obra pública”.

Los que de vosotros estén de acuerdo en manifestar públicamente su acuerdo con aquel decreto que de un paso al frente.

 

Floren Dimas

Oficial del Ejército del Aire (retirado)

Miembro de ANEMOI (“Todos los Vientos”)

(Colectivo de Militares Demócratas Españoles)

Miembro de la directiva de ACMYR

(Asociación Civil Milicia y República)

 

Noticia relacionada:

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

16 comentarios

  1. “El vuestro no es solo un manifiesto pro franquista, es un desafío frontal y beligerante hacia el Gobierno legal y legítimo de España, que este no puede tolerar sin hacer dejación de su obligación de hacer respetar las leyes, y entre ellas el artículo 578 del Código Penal que se refiere al delito de enaltecimiento del terrorismo, porque terrorista fue el régimen de vuestro adorado Franco y a sus acólitos, vivos o muertos, haciéndolos objeto penal del artículo 607.bis que señala y castiga los delitos de lesa humanidad, aquellos que justificáis con vuestra fina cirugía mental, como si con el Valle de los Caídos estuviésemos ante el debate de qué hacer con los restos del doctor Yekyll y mister Hyde. No se puede diseccionar la figura de Franco-bueno del Franco-malo. Solo hubo un Francisco Franco, el que traicionó su promesa, promovió una cruenta guerra civil y sumió a España y a los españoles en una dictadura de cuarenta años, llenando las cunetas de nuestra patria con decenas de miles de asesinados.”

    Poco mas que añadir…..

    Ya, os lo habeis creido. Añadire los bebes robados, añadire la hambruna y la cartilla de recionamiento, añadire el asesinato de civiles, mujeres y niños entre ellos, añadire las torturas y las salvajadas que se hicieron, como TOREAR MUJERES EN PLAZAS DE TOROS (espero que asi entendais lo que consideran “la fiesta” los acolitos del mamarracho) y un sinfin de bondades que a cualquier historiador pondria los pelos como escarpias.

    Si tendriamos un gobierno medianamente decente ya estarian enjuiciados, por como bien dice “el artículo 578 del Código Penal que se refiere al delito de enaltecimiento del terrorismo”.

    Vomitivo.

  2. JAVIER VERDEJO -14-AGOSTO.1976

    El peligro realmente donde está es en la cantidad de individuos de las Fuerzas Armadas , Guardia Civil,
    Policía Nacional, en activo ,que puedan estar de acuerdo con ese manifiesto Panfleto de trasnochados
    del Franquismo/Fascismo del Dictador Franco .

    Ese es el problema ,los que están en activo . Estos no se si el CESID y otros servicios secretos ,los
    tienen controlados ………….??.

    Verdaderamente lo único que le queda a este gobierno es tratar de enjuiciar a estos GOLPISTAS ,
    por ejemplo ,quizás con la ley de memoria histórica .
    O bien con la de la DECLARACIÓN DE DERECHOS HUMANOS DE LA ONU .

    Algún tipo de reacción democrática .

  3. Podéis indicar la fuente de la noticia sobre esta carta? No aparece en ningún otro sitio en internet y antes de compartir me gustaria contrastar que la autoria es la correcta (independientemente de lo acuerdo que esté co su contenido).

  4. Pregúntese Javier, cuántos militares en activo, guardiaciviles y policías nacionales hay que son demócratas convencidos y que sienten una gran repulsa ante las declaraciones antidemocráticas de estos ¿Srs.? pregúntense por qué se sienten más seguros los firmantes de estos manifiestos que los demócratas.
    ¿No será que hemos dejado que campen a sus anchas por los cuarteles, restringiendo derechos de ciudadanía a los militares hasta el punto de que temen posicionarse en contra de sus jefes?

  5. Qué miedooooooo les teneís a los ůnicos que nos ayudan dia sí y día también.

  6. A los que hay que tener miedo es a los políticos que toman malas decisiones, no a los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado en activo…el mal de este país son los políticos en activo que actúan cara a la conveniencia de ganar elecciones. Vigilar eso sería lo más importante. Solo quieren ganar elecciones, no lo que le interesa a sus votantes, no nos dejemos engañar más con sus mentiras.

  7. aagapito perez chico

    Las fuerzas de represiòn, policìas, guardia civiles, militares y similares, son demòcratas hasta que llegue un golpe de estado. Sè que en toda regla hay excepciòn, pero cuanto màs lejos los tenga mejor.

    Julia con todos mis respetos, parece que te has caido de un guindo.

  8. LIBERTAD, VERDAD, DEMOCRACIA.

    Totalmente de acuerdo con lo que dice y explica esta carta.

    En esta horrible y corruptísima España sigue existiendo bastante y mucha basura criminal de este tipo de DEFENDER EL TERRORISMO Y GENOCIDIO DE ESTADO QUE ES EL FRANQUISMO. Bien dice la carta que estos despreciables deberían estar en la cárcel, por los delitos que explica.

    No debe ser casualidad que haya tantos criminales de estos que defienden el terrorismo y genocidio de estado; ¿¿¿qué clase de doctrina les meten en sus oligofrénicas cabezas???, ¿¿¿quién decide que debe ser esa doctrina de amparo, etc. de toda esa basura megacriminal ya descrita???, ¿¿¿cuáles son los procesos de selección, etc., etc., etc. para que se vea que ahora sale toda esa basura fascista (terrorismo y genocidio de estado o al amparo del estado)???

    En fin, a qué seguir.

  9. Aagapito, mientras viene ese golpe de estado, para los tontos o ignorantes, prefiero tener cerca a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado para que me defiendan de los delincuentes, cada vez más numerosos y agresivosos que están entrando en nuestro país. Insisto a quién hay que tenerles miedo es a las malas decisiones de los políticos.

  10. Maestro antifascista

    A Julia: los delincuentes son los firmantes del manifiesto profranquista que de momento actúan impunes. Algún día habrá una ley para depurarlos de ejército y policía aunque estén retirados. Ya organizaremos unas fuerzas de seguridad y ejército popular verdaderamente al servicio del pueblo trabajador

  11. Maestro, estais en vuestro derecho de seguir con vuestros ideales. Pero yo no creo para nada que eso lo veamos en esta vida. Quizás no sea yo la única que se ha caido del guindo.

  12. Ojala algun dia cunda el ejemplo de Deutschland , La RFA Republica Federal Alemana. Salud y Republica

  13. Miedo ninguno, es asco, julito, y vergüenza ajena de defender a un dictador asesino. Pero tambien es lastima de los pobres unineuronales de tus “amiguetes”.

  14. DECLARACIONES DE UN ALTO DIRIGENTE DE GRUPO ULTRADERECHISTA .

    “””EN ESPAÑA estamos muy preocupados por el orden público “” : !!! YA NADIE INCENDIA

    LIBRERÍAS !!!! ……..ha manifestado con mucho alarmismo.-

  15. ¿Alguien puede decirme cuántas adhesiones tiene la carta de este desmemoriado oficial?

  16. Veracruz de Armas

    Que terrible situacion, no pensé que todavía quedasen tantos Fachas que estén del lado del Asesino que mato miles de personas! España siempre estará dividida!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*