Sus señorías quieren porno

El Parlamento británico ha registrado más de 24.000 intentos de acceder a contenido pornográfico desde las elecciones del pasado año.

Desde junio a octubre de 2017, los diputados y sus asesores hicieron cerca de 160 búsquedas diarias de contenido para adultos desde ordenadores y otros aparatos conectados a la red de la cámara de Gobierno, según recoge «The Guardian» después de una solicitud de libertad de información (FoI) por la Asociación de la Prensa.

Esta información llega en medio de los escándalos sexuales que sacuden Westminster que llevaron a la «premier» Theresa May a despedir a su número dos, Damian Green, después de que la policía encontrara material pornográfico en los ordenadores de su despacho en 2008.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

Un comentario

  1. Malvivimos en una deformación social que no es otra cosa que pornocapitalismo tanatocrático.

    Y aunque eso se quiera camuflar con morales puritanas o con religiones basadas en la hipocresía mental de sus súbditos la lava del volcán más temprano que tarde sale a flote, por mucho que se disfrace con ridículos paños menores la puntita del iceberg.

    Los medios de falsificación de la realidad ya tienen una noticia más para seguir talando de árboles las selvas tropicales. El precio que se pagará para tanta tarea de encubrimiento dejará pelados hasta los rincones más recónditos del Amazonas: ¡son gajes de los maleficios del pornocapitalismo tanatocrático!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*