SUDÁFRICA. Será Cyril Ramaphosa el nuevo presidente del Congreso Nacional Africano en los próximos cinco años

El gobernante Congreso Nacional Africano (ANC) escogió como su nuevo líder para los próximos cinco años al hasta ahora vicepresidente de la organización y del Gobierno, Cyril Ramaphosa, quien ahora tendrá sobre sus hombros los numerosos desafíos que enfrenta Sudáfrica.

Ramahosa, quien sustituyó a Jacob Zuma, se convierte al alcanzar esa posición en el candidato de la organización para las elecciones generales de 2019.

El resultado de la votación de los seis cargos cimeros del ANC fue revelado la noche del martes, un día después de lo previsto.

Surgido en 1912 como movimiento de liberación con el objetivo de luchar contra el régimen del apartheid, el ANC se convirtió en partido político y dirige la nación desde las primeras elecciones democráticas en 1994.

Complicaciones en el proceso de acreditación debido a reclamos ante los tribunales de integrantes de organizaciones de bases que no estuvieron de acuerdo con los resultados de los encuentros en las provincias de KwaZulu Natal, Estado Libre y Noroccidente provocaron este retraso ya que de la lista de delegados con derecho al voto tuvieron que ser excluidos unos 400.

La reñida campaña por la presidencia entre Ramaphosa y la experimentada política Nkosozana Dlamini Zuma se reflejó en la votación final, que ganó el hasta ahora Vicepresidente con margen de 139 votos.

Según la Comisión Electoral, Ramahosa alcanzó dos mil 440 votos y Dlamini Zuma dos mil 261.

El resto de los integrantes del Comité Nacional Ejecutivo del ANC son David Mabuza, hasta ahora jefe provincial del ANC en la provincia de Mpumalanga, como vicepresidente, y el saliente secretario general, Gwede Mantashe, quien será en lo adelante Coordinador Nacional.

La relación incluye a Ace Magashule, primer ministro de Estado Libre, en la posición de secretario general, Jessi Duarte en la la vicesecretaría general, cargo para el que fue reelecta, y como Tesorero a Paul Mashatile, ex ministro de Arte y Cultura.

Esta 54 Conferencia Nacional del ANC, que sesionó del 16 al 20 de diciembre en el centro de convenciones Nasrec de Johannesburgo, en las cercanías de Soweto se caracterizó por la alegría de los delegados, manifestada en cantos y bailes, todos luciendo los colores de la organización: verde, negro y amarillo.

Nacido en Soweto en 1952, Ramaphosa tiene en su haber la creación de La Unión Nacional de Trabajadores de la Minería, uno de los principales sindicatos de Sudáfrica que dirigió desde su instauración en 1985 hasta 1991 en que renunció, y su participación en las negociaciones de paz entre el ANC y el entonces gobernante Partido Nacional, de blancos.

Ese proceso concluyó con las elecciones de 1994, en que participaron todos los sectores de la población excluidos hasta ese momento y que llevaron a la jefatura de Estado al primer presidente negro, el legendario Nelson Mandela.

En 1997 aspiró a la presidencia del ANC y fue derrotado por Thabo Mbeki y poco después se retiró para ocuparse de sus negocios, que lo han convertido en uno de los más acaudalados empresarios negros de Sudáfrica.

Retornó a la palestra pública en 2012 al llamado del presidente Jacob Zuma para convertirse dos años después en Vicepresidente del ANC y de Sudáfrica.

Ramaphosa, quien durante el régimen del apartheid fue encarcelado en varias ocasiones por sus posiciones opositoras, cuenta con el respaldo de los sindicatos y del sector empresarial, que al parecer espera una milagrosa recuperación económica durante su gestión.

Además del decline económico del país, Ramaphosa tendrá que dar solución a problemas acuciantes para la mayoría de la población, entre ellas la pobreza, el desempleo que afecta a más del 27 por ciento de su población activa y las desigualdades sociales ocasionadas por el reparto desnivelado de los recursos del país en detrimento de los negros.

(Semanario Orbe)
Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

Un comentario

  1. apoloniotropical

    Como se puede ver gracias a una información objetiva internacionalista el desempleo es una cuestión estructural de la economía capitalista, por lo que dato de paro (27% en Sudáfrica, en España, en Grecia, en Portugal, etcétera) requiere soluciones internacionales.

    Hay que enfrentarse a los problemas de cara y cogerlos de frente. Las migraciones de poblaciones, de mercancías, de transportes sólo provocan más condiciones miserables tanto aquí, como allá como en acullá. Y habría que tener en cuenta también que esas migraciones múltiples solo conducen a reventar las propias condiciones materiales de existencia: la destrucción ecológica del planeta.

    Las soluciones pasan por una República Comunista Mundial donde se organice de manera racional tanto la producción, la distribución y el consumo así como las cargas horarias del trabajo en cada uno de esos sectores económicos.

    Hay una gran cantidad de horas de trabajo que no sólo son improductivas, sino destructivas. hay que repartir tanto el trabajo como los beneficios que genera. Y hay que invertir en un ocio sereno, tranquilo, paciente que haga de todos los seres humanos ciudadan@s crític@s con los modelos de desarrollo económico que son antiecológicos y antihumanistas.

    Basta de hacer de las escuelas las antesalas para producir autómatas fabriles. Necesitamos escuelas que sepan enseñar los valores basados en una libertad comunista (esto es: una libertad basada en la no explotación de personas y cosas de manera irracional y destructiva).

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*