SIRIA. Honor y gloria Issam Zahreddine

Reflexión sobre la reciente perdida en combate, de uno de los estrategas y luchadores mas emblemáticos en la Guerra Imperialista sirias. Issam Zahreddine.

Para los que seguimos desde hace años la guerra e injerencia Imperialistas en Siria, las últimas semanas fueron importantes tras las numerosas perdidas del ISIS frente al Ejercito Árabe Sirio y sus aliados y por otro lado las milicias de las Fuerzas Democráticas Sirias respaldadas por EE. UU. Todos esos avances, pero, han quedado en cierto modo ensombrecidos por la pérdida de un héroe sin capa, aunque poseedor de una valentía e inteligencia especiales. Issam Zahreddine, uno de los más prominentes Generales sirios que moría en una operación especial contra el Estado Islámico en la Isla Saqer de Deir Azzor, al pisar una mina colocada cobardemente por los islamo-fascistas.

El Mayor era comandante de la 104 Brigada Aerotransportada de la Guardia Republicana, una de las divisiones de elite del Ejército Sirio y clave en las batallas más duras acontecidas en este país. Issam fue un héroe nacional y un combatiente admirado para el resto del mundo. Un ejemplo por su dedicación y valor en toda y cada una de las batallas luchadas por los suyos, que contaron siempre en primera línea de fuego con su General. Era un hombre que tras todos estos años de lucha encarnizada se había ganado su reputación y el solo hecho de saber que se acercaba al frente, para sus tropas suponía un inmenso impulso de moral. Algo que hoy día pocos mandos consiguen en cualquier Ejercito convencional, por no depender tanto las batallas de una sola persona en concreto.

El General druso fue quien dirigió durante más de 3 años la heroica resistencia de Deir Azzor, en un asedio brutal por parte de las hordas wahabí-sionistas del DAESH. Fue el encargado de resistir junto a sus hombres y mujeres defendiendo los más de 120.000 civiles atrapados en la ciudad. Frente a ellos miles de yihadistas venidos desde todo el Mundo con equipamientos armamentísticos occidentales de mano de Arabia Saudí, Turquía, EE. UU. o Israel. La resistencia mostrada al mundo por los sirios y Deir Azzor fue un ejemplo para todos y comparable en gesta a la resistencia de Stalingrado o al asedio de Belgrado. Fueron más de 3 años durísimos con ataques suicidas y morteros diarios, misiles tierra-tierra y tierra-aire, antitanques, ataques químicos, sin agua ni luz y escasez de comida. Lo poco que recibían era vía aérea por helicópteros que voluntariamente se prestaban a ayudar a sus hermanos de Deir Azzor a sobrevivir sitiados, ya que el peligro de ser derribados era enorme. Fue una resistencia admirable pero como quienes resistían eran progubernamentales y a quienes resistían, era a los yihadistas y proxis del Imperialismo y la OTAN, pues no se hablará de ello y nadie reconocerá en occidente su valentía ni heroísmo como si harían por ejemplo con los kurdos en Kobane. Pocos habréis oído hablar de manera positiva sobre Issam Zahreddine, el druso barbudo, y sus compañeros y compañeras de la 104 Aerotransportada o de la Guardia Republicana.

De hecho, no es que no se haya hablado de él, todo lo contrario. Se le ha mencionado, pero como un asesino sanguinario y un malo malísimo más, en el bando gubernamental sirio. Tal es la propaganda que se cierne contra el Gobierno sirio por no claudicar ante el Imperio e Israel, que el General Issam fue recientemente sancionado por la Unión Europea. El motivo, supuestamente “bombardear con gas a civiles en Jan Sheijun”. Resultó ser paradójica y lamentable la chapuza ya que el General y su brigada llevaban cercados por más de 3 años en Deir Azzor. No tuvieron posibilidad de salir y menos de atacar una ciudad en la otra punta de Siria con “supuestos agentes químicos” por lo que era imposible fuesen ellos los responsables directos, al contrario de lo que afirmó Mongherini, la representante europea. Un ataque químico que hace dos días EE. UU. ha declarado con la boca pequeña y los medios apenas han comentado la noticia que posiblemente fuese realizado por Hayat Tahrir Al-Sham (más conocido como, Al Qaeda). Pero la cosa no quedó ahí, también se difundieron videos del General donde otra vez “supuestamente” se dirigía a los refugiados diciéndoles “no volváis traidores porque, aunque el Gobierno os perdone el pueblo no olvidará las muertes, violaciones y las decapitaciones”. Issam claramente se refería a los combatientes del Estado Islámico y a los mal llamados “rebeldes sirios” que se querían rendir y que el presidente sirio ha amnistiado y perdonado tantas veces. Rebeldes que antes se llamarían Al Qaeda y que por ejemplo atentaron en los trenes de Atocha y que ahora hacen el juego al Imperialismo. “Luchadores por la libertad” que reciben armas y dinero americano, europeo, saudí o israelí.  Issam al enterarse de lo que decían en occidente, mando un video hablándoles a los refugiados y diciéndoles: “hermanos y hermanas, pronto limpiaremos nuestra tierra de terroristas y podréis volver para empezar junto a todos nosotros una vida en paz. Resistid allí donde estéis y nosotros resistiremos aquí, la victoria esta cerca si Dios quiere.”. Ese era Issam, un guerrero lleno de humanidad.

Pero todos los sirios dentro y fuera de Siria conocían al General Zahreddine y sabían que jamás utilizaría esas palabras para sus hermanos y que nunca diferenció a nadie por determinada secta o etnia. Con su muerte se ha demostrado ese hecho, aunque la cobertura mediática occidental no lo mostrará. Han sido miles las muestras de apoyo y despedidas al General caído, desde los sirios abarrotando las calles para despedirlo, o los refugiados en diferentes campamentos dándole las gracias con carteles que decían “Gracias General, Dios te guarde” o fotos de despedida, concentraciones o crespones en Palestina, Donbáss, Venezuela, Rusia, Cuba, Irán o incluso en zonas controladas por las YPG/YPJ kurdas.

Zahreddine era un hombre duro y leal a su tierra, miembro de la minoría drusa siria y con una imagen y carácter graciosos que lo hacían especialmente carismático entre su gente. Una persona muy querida por todos los sirios y temido por sus enemigos debido a su inteligencia y destreza militares en el campo de batalla. Son innumerables las hazañas y heroicidades de las que fue protagonista a lo largo de los años, pero en lo personal recordaré un video por el resto de mi vida. Fue hace tiempo defendiendo a sangre y fuego una trinchera, frente a una ofensiva masiva con vehículos blindados suicidas y fuego de gran calibre donde él, como siempre, luchaba codo con codo con sus hombres. Issam entonces cogería una ametralladora y dispararía a los yihadistas exponiéndose sin temor, mientras daba la orden a sus hombres de que se cobijasen en lugar seguro y defendieran la posición aun si él cayese. Ante tal gesto de bravura por parte de su General las tropas le respondieron que “solo los terroristas iban a morir” y tras 7 horas de batalla repelieron el ataque. Issam lejos de parar ahí, salió de la trinchera y rescató a un joven al que un francotirador del ISIS hirió. Esa fue una de muchas, algunas documentadas otras solo en forma de relatos, nunca fue por un tema de video-propaganda o simple pose, incluso el enemigo reconocería su destreza y valor. Todas estas admirables acciones cobran si cabe mas valor al observar que su lucha era por una Siria secular y plural, enfrentada al Imperialismo de la OTAN, Israel, Arabia Saudí, el gas, el petróleo, las rutas energéticas y la destrucción del eje de la resistencia en Oriente Medio.

El General Zahreddine dio su palabra de que Deir Azzor no caería, y en la plaza de la ciudad frente a miles de ciudadanos les dijo que él personalmente, el Ejército Sirio y sus aliados y el Presidente Al Assad y su Gobierno jamás dejarían caerla mientras siguiese vivo alguno de ellos. Cumplió su palabra y como tantos y tantos hombres y mujeres sirios ha entregado el mayor de los sacrificios por el futuro de sus hermanos y hermanas y su tierra.

Para terminar, citaré las palabras del Gran Muftí (máxima autoridad suní) de Siria en su entierro:

“Issam, gracias. Felicidades por tu martirio en la defensa de nuestra madre que es Siria. La Siria de 23 millones de musulmanes, 23 millones de cristianos, 23 millones de alauíes, 23 millones de árabes, drusos, yazidies, turcomanos, kurdos, asirios… 23 millones de hijos de esta tierra.”

Issam Zahreddine hace algunos días era un héroe, ahora tras su martirio es una leyenda y quedará en la memoria de todos los que supimos de él como uno de los mejores luchadores y estrategas de la historia moderna.

AGUR ETA OHORE (gloria y honor) ISSAM ZAHREDDINE, QUE LA TIERRA TE SEA LEVE GENERAL.

Aritz S. O.

Imágenes del General

 

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

2 comentarios

  1. Una perdida muy dolorosa pero Siria continuara la lucha hasta la victoria. Articulo a la altura del General 10/10

    Que la tierra te sea leve compañero

  2. Acompaño en el sentimiento.
    Gloria eterna a los mártires.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*