Razones para no comer carne

Las temidas superbacterias son el tema “de moda” en todos los medios de comunicación científicos, por el grave peligro que entrañan para la salud.

A la vez que investigadores de todo el mundo tratan de buscar a contrarreloj un modo de paliar las infecciones causadas por estas bacterias resistentes a antibióticos, también se intenta concienciar a la población de las formas en que podemos evitar que el mal se expanda.

Para empezar, y como es más lógico, debemos dejar de consumir los antibióticos sin medida, pues algunas personas están convencidas de que no son más que un fármaco capaz de tratar la fiebre y el malestar general y acaban tomándoselos con la misma frecuencia que quién se toma un paracetamol para el resfriado. Sin embargo, ésta no es la única forma en que las superbacterias se instalan entre nosotros, pues el consumo de carne de ganado tratado con antibióticos también es una gran fuente de resistencias, mucho más descuidada, a la que también se debe intentar poner una solución lo antes posible.

La relación entre consumo de carne y superbacterias

carne 1

El ganado destinado a convertirse en carne para el consumo humano debe seguir una serie de rigurosos controles veterinarios, con el fin de evitar que lleguen a nuestras mesas con enfermedades que se nos podrían contagiar al comerlos.

Por eso, al más mínimo síntoma de enfermedad debe ponerse remedio, pues si llegara a desarrollar completamente la afección, sería necesario sacrificar al animal, suponiendo una lógica pérdida económica para el ganadero.

Hasta ahí bien. El problema es que finalmente la administración de antibióticos para evitar este problema ya se ha convertido en algo rutinario, que deriva en que las bacterias presentes en el organismo de los animales desarrollen una resistencia que se irá pasando de unas a otras y, de ahí, a los humanos que consuman su carne.

Además, en algunos países no sólo se recurre a estos fármacos para la prevención o tratamiento de infecciones, sino que también se usan como promotores del crecimiento, aunque afortunadamente en Europa no tenemos que  preocuparnos por este caso concreto debido a la prohibición llevada a cabo por la Unión Europea en 2006.

Las preocupantes cifras sobre carne y antibióticos en España

superbacterias

En los últimos años se han llevado a cabo en España numerosas campañas para la concienciación de la población en torno al consumo responsable de medicamentos y, más concretamente, de antibióticos.

Sin embargo, no se ha centrado casi ningún tipo de atención en otras fuentes de resistencia. Y la verdad es que no estaría de más, pues según un informe de 2014 de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, en dicho año las empresas ganaderas españolas adquirieron aproximadamente 418’18 miligramos de antibiótico por kilo de carne, colocándose a la cabeza de los países europeos analizados y muy por encima de la media, que se sitúa en poco más de 100.

Se advierte que estos datos son aproximados, pues para recopilarlos se necesitó que las empresas farmacéuticas aportaran números de forma voluntaria, sin ningún tipo de obligación, y podrían haberse reservado parte de la información. Sea como sea, son cifras más que suficientes para hacernos una idea del peligro que entrañan estas prácticas si no se pone ningún remedio.

Pero, entonces, ¿quiere decir esto que debemos dejar de comer carne? Eso queda en la conciencia de cada uno, pero realmente no deberíamos tener que llegar a eso, pues sería algo así como salir a la calle sin cartera para evitar que nos la roben. No es algo a lo que tengamos que poner solución nosotros, sino las empresas ganaderas, que además deberían seguir regulaciones mucho más férreas que las que tenemos. Todos debemos poner un poco de nuestra parte para ganar la batalla a las superbacterias.

 

omicrono

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

Comentar