Primeras declaraciones de Marhuenda tras ser imputado por presunta corrupción

El director de la Razón, Francisco Marhuenda, ha asegurado este jueves que “nunca, nunca, nunca” coaccionó a Cristina Cifuentes y ha justificado sus palabras durante las conversaciones mantenidas con el directivo del Canal de Isabel II Edmundo Rodríguez Sobrino en sus ganas de apoyar a un amigo que estaba “muy desesperado”. “No hemos hecho nada incorrecto”, ha agregado tras declarar durante poco más de una hora ante el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco y los fiscales de la Operación Lezo.

——————

El director de LA RAZÓN, Francisco Marhuenda, está «tranquilo» y hoy ha ido a declarar ante el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco para explicar que en ningún momento ni él «ni nadie de este periódico» han realizado campaña alguna para intimidar o acosar a la presidenta de la Comunidad ni a su entorno. De hecho, aportará pruebas de que todas las informaciones publicadas sobre Cifuentes son veraces, objetivas y ajustadas a los hechos.

«No diré nada hasta declarar. Demostraré que en ningún momento se ha orquestado una campaña de intimidación y acoso contra Cristina Cifuentes o su entorno», ha declarado. «Las informaciones de La Razón han sido siempre veraces y ajustadas a los hechos. Mi relación con Cifuentes es cordial de siempre», ha publicado el director de La Razón en su cuenta de Twitter.

El presidente de LA RAZÓN, Mauricio Casals, y Francisco Marhuenda declaran hoy como investigados ante el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco por un presunto delito de coacciones, en relación con la «operación Lezo». Estas declaraciones se producen a instancias de la Fiscalía Anticorrupción, quien así lo había solicitado al magistrado instructor de este procedimiento, que aceptó la solicitud en los términos instados por el Ministerio Público. Estas imputaciones se producen en el marco de la investigación sobre el presunto desvío de fondos del Canal de Isabel II para lucro personal.

Según los informes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, ambos habrían presionado, presuntamente, a Cristina Cifuentes para evitar que la presidenta madrileña remitiera a la Fiscalía Anticorrupción el informe que recogía irregularidades en la gestión del Canal.

larazon

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*