Para no pelar las mandarinas contaminamos con Poliestireno

Las costumbres impuestas por un sistema depredador no respeta más allá de lo inmediato, es la cultura de lo urgente, y en eso el capitalismo marca la diferencia. Que el Poliestireno tarda en eliminarse, no importa, de lo que se trata es de vender mandarinas peladas para hacerle la vida más “fácil” a la gente.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*