PACO AZANZA TELLETXIKI. “¿También EH Bildu contra Venezuela Bolivariana?”

12 de abril de 2017, programa televisivo y “plural” de la EITB “En Jake”. Presentador: Xabier Lapitz —furibundo antichavista—. Tertulianos: Alberto Surio —corresponsal político de El Diario Vasco (grupo Vocento), ex director de EITB entre 2009 y 2013, época en que la censura caminó a sus anchas en el ente público— y, obviamente, nada amigo de la Revolución Bolivariana; Iñaki Anasagasti —ex diputado por el PNV en el Congreso de los Diputados, “domiciliado” en los platós de la EITB y furibundo antichavista—; Begoña Conde, socióloga y del PP; y el concejal de EH Bildu en Getxo Ibon Rodríguez Larrinaga.

Entre otros, el presentador sacó el tema de Venezuela y la opinión de los “expertos” tertulianos —siempre saben de todo— se pueden imaginar cual fue. Surio, Anasagasti y Conde respondieron en su habitual línea reaccionaria —Lapitz, el presentador, no se quedó a la zaga—. Pero la opinión de Ibon Rodríguez no fue muy diferente. Me recordó mucho a las respuestas que dan en otros programas televisivos los de Podemos cuando les preguntan sobre Venezuela. De vergüenza.

El de EH Bildu —coalición a la que pertenece Sortu— comenzó diciendo que tenía familia en la tierra de Bolívar y que unos estaban a favor y otros en contra de la Revolución Bolivariana. Trató de sortear el “fantasma” de Leopoldo López argumentando que aquí también Rafa Díez está preso, y desaprovechó la ocasión de añadir que López está encarcelado por su responsabilidad en 43 asesinatos y, por contra, Díez lo está por colaborar con el fin de la violencia revolucionaria. Por supuesto que de tratar de defender a Venezuela Bolivariana señalando sus indiscutibles e impresionantes logros, nada de nada.

Finalmente, faltaría más, Ibon Rodríguez acabó diciendo lo que los otros querían oír. Todo convencido, para que no quedaran dudas sobre su postura, en su nefasta intervención repitió varias veces que “[Nicolas] Maduro es un impresentable”. Y se quedó tan ancho. Cualquier cosa menos solidarizarse con el proceso Bolivariano y denunciar las agresiones que sufre todos los días por parte de la oligarquía nacional y los poderosos verdugos externos.

Tamaña desfachatez. Un miembro de EH Bildu llamando impresentable al legítimo presidente que lidera la Revolución Bolivariana y que el imperialismo yanqui trata de derrumbar por todos los medios. Un imperialismo cuyo actual jefe, Donald Trump, fue felicitado de la manera más ridícula y lamebotas posible por EH Bildu a través de su portavoz en el Congreso de los Diputados del Reino de España, Marian Beitialarrangoitia, por su victoria en las “vibrantes” y “democráticas” elecciones de los Estados Unidos, mostrando en su misiva, además, la voluntad de seguir cooperando y trabajando con el gobierno imperialista e incluso aumentar el grado de la colaboración.

Ibon Rodríguez Larrinaga pronunció la “mágica” frase que tranquilizó al presentador del programa y al resto de los contertulios —“Maduro es un impresentable”—. Los de Podemos no lo hubieran hecho mejor. El de EH Bildu no se percató de que, con su reaccionaria e irresponsable actitud, también se tachó de impresentable a sí mismo.

Blog del autor: http://baragua.wordpress.com

 

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

2 comentarios

  1. Verdades a medias, cuando todo vale.

    Como en el artículo se me menciona me ha parecido pertinente matizar algunas cuestiones. Es cierto que tildé a Maduro de impresentable, reconozco que no es una expresión adecuada y así lo pensé en el momento que salió de mi boca, pero ya estaba dicha, no tenía remedio, un error que reconozco. Pero no es menos cierto, que a mi personalmente el señor Nicolás Maduro no me inspira ninguna confianza, no me gusta, y eso no tiene nada que ver con mi posición sobre la revolución bolivariana, que es más favorable que contraria pero no es de una adhesión inquebrantable.

    Me interesa recalcar que como dije en su momento, tanto en ETB, como aquí, estoy dando mi opinión personal, cosa que dije en ETB y me interesa recalcar ya que soy consciente que mi postura sobre la situación en Venezuela no se corresponde al 100 % con la de mi partido.

    El autor en su relato del programa obvia algunos detalles a mi entender importantes. Por ejemplo, comencé mi intervención mostrando mi adhesión a los logros y principios del Chavismo, califiqué de poco fiables a los responsables de la oposición,(y es cierto no mencioné tal y como el dice los motivos del encarcelamiento de López, porque los desconocía con exactitud), también dije que negar una situación difícil no va ningún sitio y que posiblemente en la solución no puedan estar presente, ni Capriles ni Maduro. Que Venezuela es una situación difícil no se le escapa a nadie, negarlo no ayuda, y que Estados Unidos y gente como Aznar, Felipe González y otros gobiernos occidentales tienen responsabilidad en ello tampoco se le escapa a nadie… pero seguro que no toda la responsabilidad.

    No me preocupa que el autor me califique como impresentable, he hablado en un medio público y de la misma forma que soy responsable de mis palabras toda persona tiene derecho a criticarme, pero si lo hacen me gusta que lo hagan con rigor, y contando toda la verdad.

    Mucho me da que al autor no le interesa tanto Venezuela, o la verdad como atacar a EH Bildu y más concretamente a Sortu, si no no se entiende su mención expresa a Sortu y el tratamiento que da a su lider. Me veo en la obligación de aclararle a Paco Azanza Telletxiki, que no soy militante de Sortu, lo soy de Aralar, por lo tanto y aunque ya he subrayado que se trataba de mi opinión personal y no de EH Bildu deberá pedir explicaciones a Aralar o a EH Bildu, pero insisto, yo no soy nadie para dar la opinión oficial de EH Bildu sobre Venezuela.

    Aralar forma parte de la plataforma de apoyo a Venezuela. Finalmente, ya lo he dicho antes pero voy a repetirlo, no comparto la opinión de mi partido Aralar sobre Venezuela al 100%. Aunque tal vez eso sea algo que al autor se le escape, la democracia y la revolución bolivariana o socialista no será posible si negamos la discrepancia o si mutilamos la verdad. No hay cambio ni justicia que se pueda fundamentar en la manipulación y la falsedad.

    Ahora creo que mi opinión, y el sentido de mi intervención está completo. Y si el autor tiene el gusto de calificarme como impresentable, lo siento, yo no tengo el gusto de conocerle.

    Un saludo.

    Ibon Rodríguez Larrinaga

  2. Si la intervencion del sr. Ibon Rodríguez en ese programa puede equipararse a las más deleznablles y seviles posiciones proimperialistas de los medios, y a casi la práctica totalidad de esa especie llamada tertulianos, su respuesta a la crítica que se le hace raya en lo patético.
    Cuando dice que’ tildé a Maduro de impresentable, reconozco que no es una expresión adecuada y así lo pensé en el momento que salió de mi boca’, uno sonrie, pero cuando continúa con ‘que a mi personalmente el señor Nicolás Maduro no me inspira ninguna confianza, no me gusta’, demostrando una gran riqueza argumental, la cosa es de traca
    Luego vienen perlas como que ‘Estados Unidos y gente como Aznar, Felipe González y otros gobiernos occidentales tienen responsabilidad en ello’, y sobre esa oposición, que todos los que no nos arrodillamos al menos ideológicamente al imperio y países lacayos, sabemos lo que es y hace, dice que es ‘poco fiable’. Con esos eufemismos, eso es lo que son, usted se está definiendo. no hacen falta profundos análisis de contenido.
    Su carta le ha retratado aún más que su intervención en esa cosa televisiva.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*