PACO AZANZA TELLETXIKI. No te dejes engañar, Cuba es ejemplo de democracia

Desde que el primero de enero de 1959 triunfara la Revolución Cubana, la reacción mundial no ha cesado ni un solo instante en arremeter contra ella. Y lo ha hecho de todas las maneras posibles, eso sí, chocando con el heroico pueblo cubano que nunca ha podido ser doblegado.

Una de las mentiras más grandes y repetidas en sus poderosos medios de (des)información, a lo largo de casi 60 años, ha sido la de que el sistema cubano es dictatorial, que no existe democracia en la Isla. Este hecho provocaría tremenda carcajada si tamaña mentira no se la creyera muchísima gente en todo el planeta; personas honesta, muchas de ellas, que se (de)forman con las noticias tergiversadas y mentirosas que habitualmente leen en los citados medios.

Lo cierto es que Cuba socialista puede dar, sin lugar a dudas, clases de democracia al mundo. Ejemplos existen por doquier a lo largo de todos estos años. Por reciente y significativo citaré el último de ellos.

Desde hace unos meses sus habitantes andan inmersos en la reforma de la Constitución que, aún vigente, en 1976 fue aprobada por el 97,7% de la población.

La manera en que se lleva a cabo todo el proceso resulta admirable. La gente de la Isla irredenta participa desde el principio hasta el final del mencionado proceso, una quimera para los habitantes de los países cuyos gobernantes tanto critican a Cuba.

Primeramente, se creó una Comisión encargada de redactar el Proyecto de Constitución; en ella, liderada por el compañero Raúl Castro, porque así lo decidió la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), estaba representada toda la sociedad civil a través de las organizaciones de masas.

Elaborado el texto por la citada Comisión, estos días ha sido debatido en profundidad por la ANPP (Parlamento). Como consecuencia de dicho debate a cargo de los diputados, el texto ha experimentado algunos cambios y ha sido aprobado por unanimidad.

Ahora el texto se deja en manos de la población, ya que entre el 13 de agosto y el 15 de noviembre del presente año será sometido a consulta popular en toda la Isla. Esta consulta no será mero trámite, la población debatirá y podrá modificar el texto recientemente aprobado en el Parlamento. Todos los cubanos y cubanas podrán expresar libremente sus opiniones y contribuir a alcanzar un texto constitucional que refleje el hoy y el mañana de la Patria.

Cuando esto haya sucedido, el texto volverá al Parlamento para ser debatido en base a las opiniones que haya aportado la población y volver a aprobarlo mediante la votación de todos los diputados.

Pero aquí no acaba el proceso. Y es que, finalmente, el texto se someterá a referéndum. El resultado del mismo decidirá si Cuba tendrá o no nueva Constitución.

Cabe recordar que a la hora de elaborar y aprobar la Constitución socialista de 1976 (con algunos cambios, hoy todavía vigente) sucedió algo muy parecido, como certifican estos datos que aporto a continuación.

En la discusión del proyecto participaron alrededor de 6.200.000 personas pertenecientes al Partido, los sindicatos, los CDR, la FMC, la ANAP, la FEU, la FEEM, las unidades militares y las misiones cubanas en el extranjero. Si exceptuamos a los niños y tenemos en cuenta que en 1976 la población de Cuba era bastante menor que la de ahora, llegaremos a la conclusión de que de forma directa y personal prácticamente todos los habitantes participaron en el examen del documento. 5.500.000 se pronunciaron a favor de mantener el texto sin modificaciones, y 16.000 propusieron algunos cambios, que fueron respaldados por algo más de 600.000 participantes. Enriquecido su contenido por la discusión popular a través de infinidad de asambleas en todo el territorio nacional, la Constitución Socialista fue probada por el Congreso, y, finalmente, mediante referéndum, también por el 97,7% de la población electoral.

Así es la democracia en Cuba. ¿En cuántos países del mundo sucede algo igual o parecido?

Como se puede observar, los hechos desmienten de manera contundente a la prensa reaccionaria cuando, de manera tendenciosa, ésta asegura que no existe democracia en la Isla.

No te dejes engañar por quienes históricamente han sido unos mentirosos, Cuba es ejemplo de democracia.

 

https://baragua.wordpress.com/

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email