Nuevo Parlament(o) a la vista para seguir comprobando que por ahí no hay mucho que ganar (salvo el sueldo de unos elegidos)

La aplicación del dichoso artículo 155 de la Constitución en Catalunya, ha dado la posibilidad legal a Don Mariano de convocar elecciones, como nuevo mandamás en la zona que es. A regañadientes los soberanistas y encantados los nacionales, pero acuden todos a las urnas tras una campaña que acaba de empezar. Que los hijos de Manolo Escobar, esto es, los cantores del “Viva España” y el “A por ellos, oé” festejen las urnas porque albergan la esperanza de sumar escaños españolistas suficientes para que los Piolines obtengan la victoria, es lógico y natural, al fin y al cabo, el tardo-franquismo los trajo hasta aquí con el equipaje y las consignas conocidas. Lo que sí resulta más extraño es que todo el cuerpo soberanista (derecha, izquierda y medio pensionista) no haya ni dudado sobre participar en las elecciones del PP, que la palabra boicot no haya asomado siquiera en sus ruedas de prensa.

Es cierto que dejar los 135 escaños a los adulones del Borbón, hubiese sido un retroceso histórico en la vida cotidiana de millones de personas, dado que el ideario de los herederos del desfile de la victoria de 39, sigue siendo eliminar todo vestigio enemigo, pero también es cierto que un parlamento con cientos de miles de personas movilizadas en su contra, con las calles en pie de lucha contra unas instituciones enemigas, hubiera abierto un escenario más que interesante para los que han comprobado que dentro del actual marco legal no es posible ni ejercer la autodeterminación, ni mucho menos derrumbar el capitalismo. ¿Hacen falta ejemplos?

Porque en el caso de que la suma de ERC, PDCAT y la CUP fuese otra vez mayoría en el Parlament, tampoco esta vez podrían convocar la República independiente, aunque lo lleven en sus programas, desde Madrid no se le permitiría, ¿entonces a qué participar, para que quede claro una y otra vez que no podrán hacer lo que demandan sus votantes? Ahórrense el esfuerzo pedagógico. Es como soñar que se conseguirá el socialismo cuando haya mayoría parlamentaria suficiente y un ibexborbónico generoso como para dejar que ello ocurra algún día.

Hay escenarios de lucha que han constatado su inutilidad para avanzar, los Parlament de aquí y allá son algunos de ellos, pese a que tal o cual diputado/a haya hecho una loable labor.

Ahora que la izquierda parece estar reviendo tácticas y estrategias, debería incorporar al debate este tema a partir de la realidad histórica de que jamás ha ganado una elección nacional en país de Europa alguno, desde el final de la guerra hasta el momento. ¿Casualidad? ¿Malas campañas? ¿Candidatos mediocres? ¿Publicidad poco atractiva? ¿Falta de suerte? ¿O que, sencillamente, el sistema se ha auto diseñado para que sea imposible? Vale la pena reflexionar sobre ello, pero dentro del Parlament(o) va a ser imposible.

 

EDITORIAL

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

2 comentarios

  1. Me parece muy interesante la reflexión que plantea este escrito. Algo esencial para el mundo obrero y ara los demócratas. Jugar con las cartas marcadas por el otro a lo más que pueden servirnos es para hacernos ver que el otro es un tramposo…

  2. La conclusion que saco, es que los politicos , siempre nos engañaran, que es lo normal, en este caduco sistema capitalista, porque de ganar el pueblo con sus aspiraciones de Justicia Social, este PP$OE nos aplicaria el art. 155, es con los catalanes, con partidos burgueses y por declarar La Republica Catalana, miren como se comporta este PP$OE corrupto, autoritario, represor , antidemocratico y monarquico ; pues no me veas , si ocurriese lo de la revolucion Bolivariana de Venezuela, nos daria GOLPE de Estado a lo chileno de Pinochet, made in CIA USA. Salud y Republica.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*