Médicos africanos licenciados en Cuba agradecen a la revolución haber podido estudiar gratuitamente

La Asociación de Médicos Africanos Formados en Cuba, fundada en la ELAM hace cinco años, tiene experiencias suficientes para exportar la idea de crear asociaciones en cada país, porque suman más de 25 las nacionalidades que la integran.

Los días 27 y 28 de diciembre fueron escogidos para desarrollar en la Universidad de Ciencias Médicas de Pinar del Río un taller interactivo político y cultural, en cuyo programa se propusieron analizar el nivel educativo de África actual, sus problemas de salud, las migraciones internas y externas, entre otros temas.

Con el apoyo del ICAP y la Universidad emprendieron su encuentro, que tuvo en agenda una conferencia sobre ética, a cargo del doctor Joaquín Pérez Labrador.

Los primeros oradores fueron los doctores Elvis Darfait Nigukuri, presidente de la AMAFC en Pinar del Río, Ismael Oumaru Issaka y Akim Njimogna, coordinador y presidente nacional, respectivamente, quienes expusieron ideas como la situación de esclavitud que pervive en algunas regiones en pleno siglo XXI, la casi obligatoria migración por razones económicas hacia Europa, el azote de enfermedades prevenibles y de crónicas evitables.

El sueño colectivo es que cada graduado regrese a su país de origen con el afán de trabajar en defensa de la salud de su pueblo y llevar a la población los principios de la medicina preventiva y la atención primaria.

En la reunión estaban representantes de organizaciones nacionales que tienen el mismo propósito que la AMAFC, pero su influencia es limitada a sus respectivas áreas.

En un documento circulado, hay un párrafo muy elocuente: “Quien entra en Cuba y sale con las manos vacías, nunca las llenará jamás. Cuba no solo nos enseña medicina o las carreras que cursamos, también la vida, el sentido de la solidaridad, el sentido de dar sin esperar nada a cambio, el sentido del amor.”

guerrillero.cu

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

4 comentarios

  1. La inkisizion

    Huuuuu que vienen los komunistas.

    Contra el neoliberalismo y el capitalismo. Para que no decidan 4 el futuro de millones!!

    Saludos kamaradas!! ★

  2. Desi Cienfuegos

    Sería interesante que actos así fueran grabados y se difundieran los videos en Youtube.

  3. Yasmine Latina

    El ejemplo de la medicina en Cuba es digno de elogiarse. Pero no olvidemos una cosa básica y es que la mejor medicina es un ambiente sano, limpio y puro. Y para conseguir ese ambiente se necesita de una agricultura que sea capaz de producir alimentos sanos y saludables.

    ¿De qué vale tener unos médicos en puestos sanitarios que carecen de los recursos elementales?

    Muchos médicos han de ser activos en sus comunidades. Si sus ambientes están roídos por el paro, por la contaminación, por la suciedad de poco sirve la medicina solidaria cubana.

    A la par que la medicina se necesita una concepción integral de la vida comunitaria. Así tal vez entendamos mejor el ejemplo del Ché que siendo doctor en Medicina eligió cargar con un saco de balas antes que que con una bolsa de medicamentos. Descubrió en el combate guerrillero de la vida que salva más un proyecto revolucionario que una bata blanca carente de recursos.

    De poco vale preparar buenos profesionales de la medicina si no se combate por un medio ambiente más justo, más humano, más libre, más equitativo, más libertario, más igualitario, más sano. Y hoy el mensaje del Ché está más vivo que nunca.

  4. ¡Qué pena que Cuba ande tan sola en su caminar solidario!

    El Imperio aprendió a no dejar pasar ni una más. Ahogó con sangre y plomo a todos aquellos pueblos que quisieron seguir la ruta revolucionaria del Ché.

    Hoy Cuba prepara a un personal sanitario solidario, pero ¿qué puede hacer esa medicina internacionalista sin más? La medicina no se puede aplicar sola.

    África arde por los cuatro costados. Ladrones de todas las naciones la saquean a diario. Miles de ejércitos de compañías petrolíferas, de minerales extraen de su subsuelo sus riquezas. Y nos venden la imagen de que África sigue viviendo en el paleopolítico con guerras tribales inacabables. Pero esas guerras son ultramodernas y se cuecen a fuego lento en los consejos de administración de las multinazionales más fuertes del Imperio.

    Cuba además de formar a personal médico debiera de saber preparar a unos gobernantes que no hicieran de la complicidad con los negocios criminales del pornocapitalismo tanatocrático su empresa política real.

    Batallas como la de Cuito Canavale en 1976 hundieron el prestigio de las fuerzas armadas sudafricanas dirigidas por el racismo europeo, pero se quedaron en nada cuando Angola se deja seducir por la satrapía de Eduardo DOS SANTOS y se pone del lado de las mafias criminales del pornocapitalismo tanatocrático. Luanda es hoy una ciudad más en el escenario del capitalismo extrativista. Si los cubanos se hubieran tomado en serio las ciencias económicas basadas en los presupuestos éticos de “El Capital” de Marx otro gallo nos cantaría. Hoy podríamos ver cómo países africanos que tuvieron presencia guerrillera cubana alumbraban otro porvenir para la Humanidad.

    Es lo malo de no tener las cosas claras y creer que el comunismo marxista nace de forma instintiva (natural, por una especie de generación espontánea) en los cerebros de los sujetos miembros de las clases más oprimidas.

    Y como supo muy bien advertirnos Marx, antes de que él pudiera intuir el nacimiento del fascismo nacionalsocialista, del lumpenproletariado (y sus malditos instintos) sólo saldrá corrupción, violencia, miseria y chusmerío.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*