MANUEL E. YEPE. “Norcorea probará misil intercontinental”

Occidente teme que la República Popular Democrática de Corea pudiera estar preparando una prueba de misil de crucero de alcance intercontinental, según indica una información de la agencia de noticias estadounidense Prensa Asociada (AP).
El líder norcoreano, Kim Jong Un, insinuó –según la AP- que Pyongyang puede sonar en el nuevo año otro campanazo con la prueba de lanzamiento de un misil balístico autóctono.
En su discurso de fin de año, Kim dijo que después de haber probado con éxito el año pasado su primera bomba de hidrógeno, “han llegado a la etapa final” los preparativos para el lanzamiento de tal misil balístico intercontinental. Kim no dijo explícitamente que la prueba de su misil balístico intercontinental (ICBM) fuera inminente, pero se sabe que, de resultar
exitosa, ésta constituiría un gran salto adelante para Corea del Norte y se recuerda que el joven alto dirigente cumple años en enero y que, el año pasado, Pyongyang realizó una prueba nuclear el 6 de enero.
En su discurso, el líder norcoreano amenazó con potenciar más aun las capacidades militares de su país, a menos que Estados Unidos termine con sus juegos de guerra conjuntos con Corea del Sur. Dijo también que deben hacerse esfuerzos por impedir la posibilidad de otra guerra de Corea y subrayó la importancia del desarrollo de la economía de su nación según un plan de cinco años anunciado en mayo.
“La orientación política y militar socialista debe quedar cimentada como una fortaleza invencible,” dijo Kim, según un resumen del discurso difundido por la Agencia Central de noticias oficial de Corea del Norte. La alocución, que fue transmitida por la televisión y la radio, duró menos de 30 minutos.
“Decididamente debemos derrotar todas las tentativas de nuestros enemigos por desconocer la identificación del pueblo con su partido comunista y por alejar a éste de la población”.
Por su parte el Ministerio de unificación de Corea del Sur dijo en un comunicado que “condena enérgicamente” la amenaza de Kim de proceder al lanzamiento de prueba de un misil balístico intercontinental y fortalecer las capacidades de ataque nuclear de Corea del Norte. Dijo que la comunidad internacional no tolerará que Corea del Norte continúe desarrollando armas nucleares, y que si continúa por ese camino sólo enfrentará presiones y sanciones cada vez más severas.
Bajo el gobierno de Kim Jong Un, electo en el cargo tras la muerte de su padre Kim Jong Il en el año 2011, Corea del Norte ha experimentado un progreso constante en su capacidad nuclear y sus programas de misiles, incluidas las dos pruebas nucleares realizadas en 2016.
Recientemente sus dirigentes habían anunciado una serie de avances técnicos en su objetivo de desarrollar un misil nuclear de largo alcance capaz de llegar a la parte continental de Estados Unidos, según publicó la AP.
Varias resoluciones de la ONU han pedido a Corea del Norte que ponga fin a su carrera nuclear y a las pruebas de sus misiles, pero Kim no parece interesado en oír el reclamo al respecto de Occidente que en verdad se origina en Washington.
Kim indicó que no habrá ningún cambio en la política nuclear de Corea del Norte a menos que Washington haga primero un movimiento conciliador grande, algo que, incluso con la llegada de Trump a la Casa Blanca, parece poco probable.
(Trump ha sugerido que pudiera estar dispuesto a reunirse con Kim, pero al mismo tiempo indicó que quiere que China ejerza mucho más control sobre Pyongyang para que abandone su programa nuclear).
Las exigencias de Pyongyang para que Estados Unidos detenga sus ejercicios militares conjuntos con el Sur y entre en negociaciones para firmar un Tratado de paz que ponga fin formalmente a la guerra de Corea de 1950-53 han caído en oídos sordos en Washington durante años en medio de un ambiente de desconfianza y hostilidad que parece profundizarse cada vez más.

Corea del Norte ha sido, desde su surgimiento, la porción independiente de una nación dividida en dos tras una guerra
imperialista que dejó una parte bajo férreo control de Estados Unidos que le impuso un sistema económico y social capitalista, y otra, independiente, aunque siempre asediada, seguidora de los principios inculcados a su pueblo por el líder patriótico y comunista Kim Il Sung quien, sobre la base del principio de no plegarse jamás al imperio, ha logrado mantener enhiesta la dignidad de su pueblo.

Enero 6 de 2017.

 

Por Manuel E. Yepe
Exclusivo para el diario POR ESTO! de Mérida, México.
http://manuelyepe.wordpress.com/

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

Comentar