SIRIA. Los terroristas que apoya Occidente contaminaron con gasóleo el agua en la capital Damasco

Las autoridades de Damasco cortaron el suministro de agua potable en la ciudad debido a un ataque perpetrado por rebeldes contra las fuentes de agua de la capital siria y sus alrededores, informaron hoy fuentes oficiales.

También hoy, al menos cinco personas murieron por ataques aéreos contra una zona del oeste de Alepo a la que fueron llevados rebeldes y parientes evacuados de la norteña ciudad antes de que el Ejército sirio tomara su control total, esta semana, informaron activistas opositores.

La Institución siria de Agua Potable y Residuales de Damasco aseguró que los insurgentes atacaron las fuentes de agua que abastecen la capital, según un comunicado subido a su página web.

Los ministerios de Recursos Hídricos y Administración Local, así como las autoridades de la provincia de Damasco y periferia de la capital están utilizando fuentes de reserva y que “la situación mejorará en los próximos días”, agregó el organismo.

El director de la institución, Mohamad al Shiah, dijo a la agencia de noticias estatal SANA que los barrios de la capital serán suministrados con agua “de forma equitativa y justa” hasta que se pueda volver a usar las fuentes principales del agua.

Asimismo, fuentes citadas por el Observatorio Sirio de Derechos (OSDH) Humanos dijeron que los suministros de agua que provienen por tuberías desde la zona Wadi Barda, en la provincia Periferia de Damasco, han sido cortados, informó la agencia EFE.

La ONG dijo que Damasco acusó a los rebeldes de contaminar el agua “con diésel y otros materiales”, aunque explicó que los opositoras lo negaron y aseguraron que el gobierno inventa esas “alegaciones” para justificar sus operaciones militares en Wadi Barda.

En esa zona, al menos nueve personas murieron por cohetes y barriles explosivos lanzados desde helicópteros contra aldeas en las ultimas horas, según el Observatorio.

Los helicópteros, no identificados por la ONG, lanzaron al menos 60 barriles contra las aldeas de Wadi Barda, donde hay enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y las facciones rebeldes e islámicas.

El presidente sirio, Bashar al Assad, consiguió el jueves pasado su mayor victoria en más de cinco años de guerra en Siria, con la toma de Alepo, en el norte del país.

Sin embargo, todavía quedan zonas en poder rebelde en el norte, centro y sur de Siria, así como en la periferia de Damasco.
Hoy, una fuerte explosión en Alepo causó al menos dos muertos y 15 heridos en el barrio oriental de Al Sukari, que fue recuperado el jueves por las fuerzas gubernamentales.

La explosión ocurrió mientras grupos de civiles inspeccionaban sus viviendas en el este de Alepo, que habían abandonado previamente para huir de los bombardeos de estas zonas que estaban bajo control rebelde.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*