Las ridículas y habituales intervenciones de la policía española me han recordado a este breve cuento (a ver qué les parece)

El cuento se titula “Literatura subversiva”, es del chileno Constantino Contreras Oyarzún y, sin duda, recuerda a la enfermiza actitud del Gobierno español, a través de su policía, de intentar recabar inexistentes pruebas de violencia entre los independentistas catalanes para aplicarles el delito de rebelión. Les invitamos a que lean el cuento y a que opinen.

 

LITERATURA SUBVERSIVA

Cuando la patrulla fue a revisar la biblioteca del profesor Barrera, no encontró la abundante literatura subversiva que esperaba. Pero incautó, por sospechoso, un libro que valía por varios: Las armas secretas, de Cortazar.

El afectado quiso defenderse:

—Esa es una obra de ficción…

Y vino la rápida respuesta:

—No me digas. ¿Y de eso se alimentan los profesores?

De pronto, un soldado que seguía hurgando en los estantes se acercó al teniente y, con actitud triunfalista, le susurró:

—He encontrado otro libro del mismo autor. Se llama 62 / Modelo para armar.

La orden fue casi automática:

—¡Terrorista de mierda! Llevémoslo también. Allá tendrá que explicar las claves.

 

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

2 comentarios

  1. LIBERTAD, VERDAD, DEMOCRACIA.

    Bueno, sin duda que hay funcionarios imbéciles, estúpidos, cuasi-analfabetos, ignorantes sin remedio, etc., etc., etc.

    Más bien se trata de perpetrar las usurpaciones, violaciones impunes de los derechos civiles, de las libertades individuales, de las libertades políticas, etc., etc., etc., DE IGUAL MODO QUE SE PERPETRAN EN CUALQUIER RÉGIMEN DICTATORIAL, OLIGÁRQUICO, PARTITOCRÁTICO, TOTALITARIO O FILOTOTALITARIO, ESTATALISTA-ANTIDEMOCRACIA-FILOFASCISTA, USURPADOR, CORRUPTO, ETC., ETC., ETC.

    Todos estos Regímenes tienen su “justicia”, su “constitución”, etc., etc., etc.

    Todo esto es más antiguo que la tos.

    Los funcionarios hitlerianos, los franquistas, los estalinistas, los polpotianos, etc., etc., etc. también pretendían que nos creyéramos que eran honrados, honorables, democráticos, justos, etc., etc., etc., etc.

    En fin, ya digo, un engaño de burdel, para auténticos deficientes intelectuales de baba.

  2. LetiCIAquerella

    Excelente radiografía literaria de nuestro mundo actual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*