La sanidad en la Andalucía de Susana Díaz (PSOE) vuelve a quedar en evidencia

El sistema de Salud andaluz está registrando últimamente demasiados casos lamentables (como en otros muchos lugares del Estado español). El 21 de diciembre del pasado año una mujer estuvo doce horas esperando en una camilla en el área de urgencias del Hospital San Juan de la Cruz, Úbeda, Jaén, y finalmente murió desatendida.

Ahora ha trascendido que un paciente de 44 años acudió el pasado día 11 de enero por la mañana a urgencias del hospital de Antequera y permaneció varias horas esperando, sin que le atendieran, mientras estaba infartado por un ictus cerebral.

La cuestión es si la atención a dicho paciente por parte de los servicios del hospital fue la correcta. Los familiares del paciente opinan que no y el centro sanitario sostiene todo lo contrario. De modo que, tras la denuncia interpuesta ante el juzgado de guardia de la ciudad malagueña, la justicia deberá decidir sobre el caso.

El citado paciente fue trasladado de urgencia al Hospital Regional en Málaga capital, donde fue intervenido de urgencia y permanece en situación crítica, en coma inducido.

La versión de la familia

Según la denuncia, el hombre llegó a urgencias del Hospital de Antequera poco antes de las 12.00 horas con fuerte dolor de cabeza, desorientación y tensión alta. Con cierta prontitud –el hospital habla de 20 minutos y la familia de unos 35– le hicieron una analítica y un electrocardiograma, tras lo cual le dijeron que permaneciera en la sala de espera de urgencias hasta recibir los resultados. Cuando, transcurridas cinco horas según la familia, lo llamaron por megafonía, el paciente no contestó y en el hospital pensaron que se había marchado.

Mientras, sus familiares intentaban contactar con él pero no contestaba. Cuando sus hermanos acudieron al hospital a buscarlo, otros pacientes les dijeron que “había estado varias horas adormilado en la sala de espera, sin atención médica “.

La versión del hospital

El Hospital de Antequera ha lamentado lo ocurrido pero defiende que “la atención recibida en cada momento se ha ajustado a la situación clínica que presentaba el paciente, tanto en el momento de su llegada por su propio pie y acompañado, cuando se realiza el triaje por personal de enfermería, como tras su primera consulta médica, en los primeros 20 minutos, donde se le realizan diferentes pruebas, unas de resultados inmediatos y otras donde hay que esperar a su procesamiento”. Según el centro, el estado general del paciente “no desaconsejó su permanencia en la sala de espera junto a la persona acompañante”.

Fue mientras se esperaban los resultados cuando una usuaria alertó de que el hombre permanecía sentado y adormilándose, “por lo que rápidamente una profesional médico lo valora y se activa el ‘código ictus’ con posterior traslado al Hospital Regional donde permanece hospitalizado (…), pero ni los síntomas que presentaba ni los resultados de la exploración y pruebas realizadas hacían prever que pudiera sufrir un accidente cerebro vascular”.

Es un despropósito comprobar cómo las autoridades autonómicas y estatales despilfarran dinero público en cosas superfluas, mientras recortan presupuestos en sectores tan esenciales para la población como la sanidad o la enseñanza. Las partidas que no merman, por supuesto, son las destinadas a mantener a los partidos políticos institucionales y a los liberados parásitos que “trabajan” desde sus filas.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

Un comentario

  1. Todas la sanidad publica de las comunidades autonomas quedan en evidencia . Hay comunidades autonomas que aun estan peor que en Andalucia , por ejemplo Catalunya y Madrid , que dan mas pena aùn . He ùtilizado tanto la sanidad publica catalana como la andaluza , y no hay punto de comparaciòn una con otra . La sanidad publica andaluza con todos sus carencias , aùn no ha llegado a los niveles de abandono que tenemos en la Republica catalana , y puedo opinar porque he utilizado las dos . Me jode bastante que solo se critique lo que nos interesa . Si no , que le pregunten a la plataforma ciudadana ” cafè amb llet ” que estan hartos de denunciar el mamoneo que se ha traido A.Mas ( CDC ) con la sanidad publica catalana , que ha privatizado hasta los orinales , y que se las cediò a sus amiguetes de partido y corruptelas . Vamos a informarnos un poco mejor y miremos lo que ha pasado con el hospital de Calella o Blanes…y un largo etc , de hospitales que han estado desmantelando en Catalunya , para privatizarlos , que siempre cae en manos de los mismos buitres . Susana Diaz no es santa de mi devocion , pero dentro de toda la corrupcion que ha habido y hay en Andalucia , no se ha llegado a los niveles de abandono que que tenemos en la Republica catalana con la sanidad publica . La junta de Andaluci va a destinar ciento cuarenta millones de euros para erradicar las aulas barracones . ¿ Por casualidad se ha hablado de este tema en la Republica catalana o de otros de trancedental interes para el pueblo catalan ?….pues no , ahora estan tan ocupados para ver si puede hacer pesident virtual al payaso de Puigdemont , que no tienen tiempo de ocuparse de tonterias como la sanidad y la enseñanza publica . Los hay aun mas malos que el PSE-A .

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*