La OTAN confirma que no ve culpables en la matanza de 33 civiles en Afganistán que “investigaba”

La auto investigación que el ejército de Estados Unidos ha llevado a cabo sobre los 33 civiles que resultaron muertos a consecuencia de la intervención de sus soldados ha confirmado que sus tropas “dispararon contra casas y refugios en los que había civiles”, pero ha hecho hincapié en que fue “una acción en legítima defensa”.

Los hechos sucedieron el 3 de noviembre en la aldea de Boz Qandahari, al norte de Kunduz, que se acabó convirtiendo en una batalla casa por casa, motivo por el que las fuerzas estadounidenses, dicen, realizaron diversos ataques aéreos en una zona llena de civiles.

“Las tropas de Estados Unidos se vieron obligadas a pedir apoyo aéreo contra las posiciones talibán que estaban abriendo fuego contra varios equipos médicos evacuando a los heridos”, según se lee en el informe. “El ataque dio de lleno en una casa donde los talibán estaban almacenando munición y la explosión causó muchos daños en los edificios vecinos en los que murieron varios civiles”, justifica el mismo.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*