La izquierda venezolana se movilizó preparando la votación del día 30 por la Constituyente

Mientras la derecha política y sus terminales mediáticas se hacen eco de una votación ilegal de la derecha que, en todo caso, era para derimir su situación interna, miles de venezolanos salieron a la calle en lo que fue un gran ensayo general de la votación que se celebrará el día 30. Es más que probable que, por razones ideológicas, esta movilización de la izquierda no haya existido para la Falsidemedia nacional.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

Un comentario

  1. De Venezuela conviene aprender muchas lecciones.

    No entiendo como no se entra con argumentos serios a los debates en los que sale Venezuela a relucir.

    Si realmente se piensan los problemas profundos que tiene la Humanidad (sí, así con mayúsculas), la Tierra (tb con mayusculísimas) no se pueden eludir los problemas reales que plantea el mero nombre de Venezuela.

    En Venezuela se está perdiendo un tiempo preciso (irrecuperable, para más inri). Y con Venezuela se impide ver lo que realmente sucede a diario en nuestras narices.

    Hay que entrar a saco con los problemas que hoy se intentan esconder cuando se nombra el fantasma de Venezuela.

    Y si queremos realmente una democracia económica hay que saber qué está pasando en Venezuela.

    Y si queremos saber realmente si la salud, la educación, la soberanía nacional respecto a los recursos nacionales son derechos de la ciudadanía o mero papel ideológico con el que se limpian el culo las élites que se reparten el poder, entonces hay que saber realmente qué es lo que está pasando en Venezuela.

    Si queremos saber si puede haber medios eficaces de comunicación que sean la voz auténtica del pueblo y sus problemas y no medios de incomunicación ideológica de masas que reproducen a diario los discursos de los amos de los medios de difusión, entonces hay que saber a ciencia (in)cierta lo que pasa realmente en Venezuela.

    La derecha asesina y criminal está rabiosa porque “su” petróleo ya no sirve para mantener su delicado nivel de vida en los barrios pudientes y prostibularios de Miami. Y no quiere saber nada de repartos, ni de Justicia económica distributiva, ni de misiones que “descubran” con su labor solidaria la verdadera faz de la miseria en Venezuela.

    Estamos convencidos de que el socialismo malo (esto es: el psoecialismo de los socios listos y amigos del sistema tanatocrático psoeliberal) ve con muy malos ojos el socialismo chavista en Venezuela y sueña con derribarlo. Porque le pone mientras siga existiendo su cobardía a la hora de cumplir su palabra “socialismo” en las realidades populares.

    Las presuntas “clases medias” huyen de la miseria, de la pobreza como de la peste en La Edad Media. Y son fácilmente sobornables. No quieren perder ni un punto salarial de sus riquezas, aunque ello conlleve mejor salud, mejor educación, mayores cotas de seguridad pública. Ven como apestados a los venezolanos pobres, les insultan a diario. Y necesitan que se les aplauda en su forma de despreciar a los Otros.

    La realidad de Venezuela es durísima y no hay que esconderla. La guerra económica desatada para tumbar el proceso revolucionario bolivariano pasará su factura más temprano que tarde. Pero no saben los escuálidos de la derecha que el madurismo chavista es un cortafuegos contra la realidad que les espera si logran sus macabros y diabólicos objetivos. Venezuela seguirá la senda de México o Colombia: Eso sí entonces ya no será noticia como la Libia postgadafista.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*