La Fiscalía muy nerviosa: Un juez pide que se identifiquen a los policías que intervinieron el 1-O

El juez que investiga las cargas de la Policía Nacional en los colegios durante la celebración del referéndum del 1 de octubre ha solicitado que se identifique a los agentes que participaron en el dispositivo para evaluar si actuaron con proporcionalidad. En una providencia, el titular del juzgado de instrucción 7 de Barcelona solicita a la brigada de información de la Policía Nacional que le indique los agentes que actuaron en cada uno de los colegios, el número de funcionario y el número de placa que exhibían durante el operativo.

La causa se abrió a raíz de una denuncia del Govern de la Generalitat contra el despliegue de la Guardia Civil y la Policía Nacional a la que se añadieron con posterioridad otras 130 de personas que resultaron heridas durante las cargas que pretendían impedir la celebración del referéndum suspendido por el Tribunal Constitucional.

La causa está dividida en 23 piezas separadas que investigan de forma individual las intervenciones policiales que se produjeron en cada uno de los colegios que ejercieron de puntos de votación en la ciudad de Barcelona.

La decisión del juez se arrancar la investigación de las cargas policiales se produjo a contracorriente. La Fiscalía se opuso al considerar que sólo debía revisarse la actuación policial de la escuela Infant Jesús, descartando así el centenar de denuncias que se presentaron puesto que estimaba que “no se había afectado la normal convivencia”. El juez abrió la causa reseñando que “afectación de la normal convivencia la hubo, toda vez que existieron disturbios y lesionados en al menos 17 lugares distintos de la ciudad en una misma mañana”. Este escrito del juez se produjo a los pocos días del 1-O cuando se habían presentado ante el juzgado 99 denuncias. El resto se presentarían en días posteriores. Así, a contracorriente, el juez avaló que debían investigarse los hechos a pesar de que “los agentes del CNP se encontraban en el desarrollo de sus funciones y cumpliendo un mandato judicial”, pero esgrimiendo que “no debía evitarse el análisis de lo ocurrido para comprobar o descartar la proporcionalidad en el uso de la fuerza”.

El centenar de las denuncias fueron acompañadas con partes médicos de lesiones de carácter leve, si bien existen dos casos en los que hubo dos heridos de gravedad. Uno de ellos es Roger Español, cuyo caso también investiga este juzgado, que perdió la visión de un ojo por el impacto de una pelota de goma ­durante las cargas de la Policía en la calle Sardenya cuando los agentes abandonaban la escuela Ramon Llull. Ese es precisamente el centro donde se concentran más denuncias de heridos, con un total de 19 personas.

El juez está a la espera de recibir un informe que solicitó a la Delegación del Gobierno central sobre las instrucciones “orales y escritas” que dieron a los agentes para impedir el 1-O.

lavanguardia

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*