JULIO ANGUITA. El precio de la transición

Los materiales publicados con las confesiones de Corinna Zu Wittgentein solamente han podido sorprender a los extremadamente ingenuos o a los extremadamente cínicos. El llamado Rey emérito no es peor que la oligarquía económica, política y mediática que constituida como un doble Estado de cañerías insalubres, tramas de todo tipo, uso mafioso de las instituciones y apropiación del erario público, mudó de piel política para seguir haciendo lo que hizo durante la dictadura: robar, corromper y pervertir los grandes principios políticos, éticos y del Derecho.

Ya va siendo hora de asumir que el pícaro designado por el dictador Francisco Franco como sucesor a título de Rey fue, y lo es su sucesor dinástico, la clave del arco que sustentaba y sustenta el edificio corrupto de la segunda Restauración borbónica.

Desde hace mucho tiempo vengo afirmando que el sistema político de nuestro país puede ser definido como una no dictadura en la medida en que hay elecciones, instituciones surgidas de las mismas y un ejercicio de libertades, eso sí, cada vez más intervenido política, judicial y mediáticamente. Pero la Democracia como sinónimo de transparencia, participación más allá de lo electoral, ética pública, control cívico, igualdad jurídica e imperio de la Ley, todavía no se ha implantado en España. Para realizar esta afirmación me atengo a la memoria histórica basada en lo ocurrido entre 1977 y nuestros días.

Que Juan Carlos I borboneó, se entregó a actividades lucrativas irregulares y opacas o jugó frívolamente en operaciones políticas sinuosas de alto riesgo, fue posible porque los gobiernos de turno se lo permitieron, los medios de comunicación ocultaron y/o velaron muchos hechos, y los poderes económicos mostraron su adhesión a uno de los suyos que lucía corona. Sin olvidar tampoco los silencios judiciales. Cuando las oligarquías de toda índole entendieron que ya no les servía, forzaron su abdicación en junio de 2014. A cambio lo aforaron y no permitieron la rendición de cuentas. Corinna ha aireado las facturas y los albaranes olvidados pero sabidos por todos. Que cuide su salud.

La Transición está en el origen de esta degradación, en absoluto desconocida u oculta. Y es que hoy, en 2018, la cuestión sigue siendo la misma que en 1975 cuando murió el dictador, la ruptura democrática con el régimen de excepción ética, moral y de funcionamiento público, sigue siendo una necesaria asignatura a aprobar. La ciudadanía tiene la palabra.

 

eleconomista

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

9 comentarios

  1. El precio de la Transición se lo puso los Poderes Fácticos , al Psoe y al Pce .muy clarito :

    abandonarlo todo , todito…………….por un plato de LENTEJAS .

  2. “La ruptura democratica” y lo dices ahora ahora a 43 años,cuando los que lucharon por esa idea fueron apartados marginados,señalados por tu partido,y al dia de hoy hay presos por apostar por la roctura,cuando el PCE se cargo las CCOO combativas y de izquierdas y coloco a gansteres cuando habeis estando sigiendo desde la A a la Z to’lo que el psoe partido recreado por la CIA y los servicios secretos de Franco.Cuando ahora apostates por un pijo progre Pablo iglesias que su estrategia es fundirse con er PSOE
    Definitivamente estas chocheando

  3. JULIÁN GRIMAU-ABRIL,1963

    Es deprimente .

    Y pensar que tiene que pasar mas de 40 años para decir estas obviedades .

    Una cosa si es verdad …….rectificar es de sabios …..pero a costa de que ?..y cuanto…?.-

  4. Jaja, joder, Julio, ¿ruptura democrática?
    Ni tú te crees lo que estás diciendo.
    Eso se llama oximoron, es decir, una contradicción en términos, como:
    ‘dictador democrático’,
    ‘monarca republicano’,
    o … ‘general de la OTAN podemita’ ….. ¿te acuerdas?

    Haha, shit Julio, democratic breakup?
    Not even yourself believe what you are saying.
    That is called an oxymoron, that is, a contradiction in terms, such as:
    ‘democratic dictator’,
    ‘republican monarch’,
    or … ‘NATO general member of podemos’ ….. do you remember?

  5. Sopalajo de Arrierez

    Aunque normalmente gusto de leer a Anguita (gustaría más si rectificara la burrada esa de apoyar a Carnicerito de Libia, el militar ese que participó en el bombardeo de la OTAN), no coincido para nada con su última frase: «La ciudadanía tiene la palabra».

    Y una porra, tenemos la palabra.
    Precisamente el problema es que no la tenemos, o que para tenerla tenemos que montar un circo tremebundo, logrado a base de mucho esfuerzo de coordinación entre nosotros, en riesgo durante todo este proceso autoorganizativo de acabar en la cárcel por terroristas o qué sé yo.

    Aprovecho, con el permiso de los presentes, para tratar un tema derivado:

    Esta lapidaria frase final es un ejemplo de porqué el ya fallecido y brillante periodista Javier Ortiz decía de los libertarios algo parecido a «No nos hagan caso, que no sabemos tanto».

    Me explico un poco mejor (o lo intento): casi todo escrito de los revolucionarios termina, tras exponer un problema, en algo como “En nuestras manos está”, “No nos dejemos hacer esto”, “Plantémosles cara”, “Cambiemos el mundo”, o incluso el más escueto “Arreglémoslo”.
    Pero, sin que eso esté mal, echo yo de menos un algo más de atención al cómo resolverlo, en ideas concretas más allá de ir a una manifestación, hacer una huelga, poner una pancarta o firmar un manifiesto, que no sólo a menudo sirven de poco, sino que a veces son hasta el camino que los de arriba quieren que sigamos, por lo inocuo que es.

    Tal vez aquí esté el quid de la cuestión, porque creo que la pregunta que peor está respondida a día de hoy, y quizá la de mayor importancia, es «¿Qué podemos hacer?».

  6. aagapito perez chico

    Dicen que no està mal reconocer errores. Estos errorres han afectado y afectan a millones de sùbditos, que aspiraban a ciudadnos pero los dejaron por el camino. Recordamos la platajunta democràtica que andaba por Europa dando tumbos. La muerte del genocida fuè la muerte de los sùbditos del estado español. Se aspiraba a una ruptura democràtica y Felipe Gal terminò de asentar a los Borbones y franquistas, que se durmieron fascistas y se levantaron demòcratas.
    Sr. Anguita, tres padres nuestros y un rosario de quince misterios de penitencia, por olvidarse de sus obigaciones que en su dìa debìa haber realizado, ud. y otros muchos màs.

  7. Aun reconociendo la cagada TRANSITORIA. Llamar pícaro a un delincuente regio es poco más o menos que reducirlo a obras literatura PICARESCA española?.

    Y por cierto por las periferias desde hace 40-43 años (el minuto CERO transitorio?) se dijo lo que hoy dices.

    Rectificar es de sabios dicen. Pero que clarito te quede ANGUITA esas reflexiones tuyas son recibidas y percibidas por entornos ajenos en los que te mueves. En el entorno en que te mueves están a pillar puesto. Por ejemplo y sé que es tópico…LLAMAZARES.

  8. leo normalmente a Julio Anguita y ,me gusta.pero en el 78 la izquierda se vendio por un plato de lentejas,para sus derigentes claro esta.estos pasaron a diputados,funcionatas y demas peña a sueldo del estado neo-franquista.ahora AJO Y AGUA,como dice el refran.

  9. Desconociendo si esta vez me publicaran.Espero no sea anguita otra ”vaca’ sagrada,cual cañamero y gordillo. No esta de mas recordar,que siendo este lider politico.Alcalde de cordoba,no quito ni una sola calle ni denominacion publica,de homenaje franquista.Y ademas en el cementerio municipal,no gasto ni una peseta,en dignificar el recuerdo de los represaliados anfascistas. Siendo ya diputado y lider de iu.En sesion parlamentaria,callo impunemente cuando el biministro belloch,tapo el caso de 2 ciudadanos,victimas mortales de la tortura,en un tragico fin de semana.Incosecuencia en sus declaraciones y tambien en la coherencia,entre pronunciamientos y hechos.Cuando habla de elecciones.o padece amnesia o tapa.que en 1977,en las comicios supuestamente democraticos,estaban prohibidos muchos partidos,republicanos,comunistas e indepedentistas.Si fuera un peligro,para el sistema vigente,no hubiera sido habitual de cadenas de tv e impulsor entusiasta de la farsa podemita.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*