Jueces para la Democracia cree que el Tribunal de Estrasburgo anulará la condena al rapero Valtonyc

El portavoz de Jueces para la Democracia, Ignacio González Vega,ha cuestionado que el código contemple penas de prisión para supuestos como el del rapero Josep Miquel Arenas, Valtonyc, condenado a tres años y medio de cárcel por delitos de enaltecimiento del terrorismo, calumnias e injurias graves a la Corona.

El Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia, lo que va a suponer la entrada en prisión del rapero, que no tiene antecedentes penales. Valtonyc se va a convertir así, como ha señalado Ignacio González Vega en Hoy por Hoy, “en el primer caso de un delito de expresión en el que se ingresa en prisión”.

En opinión del portavoz de esta asociación de jueces, “el problema está, por un lado, en que los tipos penales están muy abiertos, admiten diversas interpretaciones, y por otro lado, el tema de la proporcionalidad de las penas: nos tenemos que preguntar si para estos supuestos tiene que haber penas tan elevadas que supongan la entrada en prisión”.

El magistrado ha recordado que “la libertad de expresión está concebida no sólo para aquellos casos en los que se pueda agradar, sino también para aquellos supuestos en los que se choca, se puede inquietar u ofender al Estado o a una parte importante de la población”, y ha señalado que, lo más probable, teniendo en cuenta la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, es que la condena contra el rapero termine anulada en Estrasburgo.

“Ante el Tribunal Constitucional puede ocurrir que se desestime el recurso del rapero, pero una vez llegue a Estrasburgo, según la jurisprudencia hasta ahora, evidentemente se estimará el recurso y, por tanto, se anulará la sentencia”.

elboletin

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

4 comentarios

  1. Esto es una prueba mas que la “justicia española ” esta desbordada y es incapaz de ser lo mas neutral posible, ligada siempre al poder monarquico y partidista de estos politicos del PP$oe. Menos mal que siempre hay la posibilidad de recurrir a Strasburgo . Salud y Republica, Los jovenes raperos, creen vivir en un pais “Libre y Democratico ” como asi les hacen creer la media en España, pero la realidad es que ni hay LIBERTAD y netemos La Ley Mordaza, cosa inesistente en el resto de Europa. Verguenza.

  2. No deberíamos de tener tanto miedo a las cárceles. Hay que organizarse dentro de ellas: allí perderemos los últimos vestigios de nuestros planteamientos moralistas.

    Si quisiéramos aprender algo de nuestros maestros en el arte de la Revolución deberíamos hacer de las cárceles nuestras aulas especiales de un sistema educativo infalible. Lenin, Fidel o Stalin salieron de ellas con algo más que una cátedra ética como bagaje de su potencial subversivo, por eso resultan sus planteamientos revolucionarios intolerables e intragables por la moralina humanitarista de este puto y podrido sistema. Y no deberíamos tener más ética que la moral de los desahuciados, de los jodidos miserables, de los putos jubiletas que como canta Evaristo en sus letras de Heavy Punki subversivo: el misterio de los ministerios no es otro que la cárcel: “donde el rico nunca entra y el pobre nunca sale”. La cárcel no es otra cosa que el espejo putrefacto de esta asquerosa suciedad de mierda. Y es en ellas, no en las Universidades, donde tendríamos que dar la batalla diaria.

    Si realmente lucháramos para destruir este puto sistema no huiríamos de poder tener un espacio de lucha donde se encierra a los miserables más pobres de esta podrida suciedad pornocapitalista tanatocrática. Deberíamos estar codo con codo con los sujetos más discriminados y marginados para poder aprender de ellos a perder nuestra moralidad basada en la buena educación, los modales de la normalización, la buena conducta del marketing electoral.

    Ha sido el democracímetro del electoralismo bancario el que ha corrompido nuestras organizaciones hermanas: sean sindicatos presuntamente obreros o partidos políticos presuntamente revolucionarios que sólo utilizan la verborrea de la miseria de clase para hacernos tragar por un tubo con toda la humillación de siglos y milenios que llevamos soportando resignada y silenciosamente.

    Basta ya de hipocresía moral. Es en las cárceles, desde dentro, desde donde hay que acabar con este puto sistema: así que menos miedo y más lucha revolucionaria para derrumbar de manera rotunda y clara este podrido sistema.

  3. A la cárcel por difamar a los Borbones , pero si los borbones se difaman ellos solos , no hay mas que coger la historia para ver que las víctimas somos nosotros y los borbones en realidad son unos BRIBONES vividores y parásitos REALES

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*