ISRAEL. Una estudiante norteamericana cumple ya una semana retenida en el aeropuerto

Se ha cumplido ya una semana desde que una estudiante universitaria de Estados Unidos, Lara al-Qassam, de 26 años, se encuentra detenida en el aeropuerto Ben Gurion de Tel Aviv por decisión del gobierno local, lo que desató controversias y asperezas diplomáticas.
Está en curso una batalla legal con el ministro para las Cuestiones Estratégicas israelí, Gilad Erdan (del Likud), que le prohibió a la joven el ingreso a Israel, acusándola de ser una activista.
Según el funcionario, Al-Qassam pertenece al movimiento pro palestino BDS que boicotea al estado judío.
Al-Qassam, según el periódico Haaretz, llegó desde Florida a Israel con un visado regular de ingreso después de inscribirse en un curso de la Universidad de Jerusalén, que comenzará dentro de pocos días.
Su familia, según el diario, es de origen palestino. En una entrevista a la radio militar, el ministro Erdan desmintió las informaciones según las cuales la joven estaría de hecho en estado de arresto en el aeropuerto.
“En cualquier momento -afirmó- es libre de abordar un avión y regresar a Estados Unidos”. Pero ella insiste en realizar sus planes y ahora el “caso Al-Qassam” está en todos los medios de comunicación.
Algunos diputados del partido Meretz (izquierda sionista) fueron a buscarla y también el rector de la Universidad de Jerusalén, Barak Medina, salió en su defensa.
“La decisión del ministro de impedir el ingreso de una estudiante solo por sus ideas es una amenaza para todo aquello que la Universidad representa”, resaltó.
La universidad acoge intercambios de opiniones, “no se asusta” de la comparación de ideas. Además, advirtió, si se crea un precedente, “otros investigadores y estudiantes extranjeros pueden sentirse intimidados” y renunciar a frecuentar el instituto.
Con una decisión muy insólita, la Universidad de Jerusalén decidió entonces apoyar en el tribunal el pedido de Al-Qassam de ingresar libremente a Israel.
“En esta circunstancia -se indignó el ministro Erdan- la Universidad se puso del lado de la extrema izquierda. Incluso le dio una beca a Al-Qassam. La universidad actúa en contra del Estado de Israel, contra el gobierno y contra una ley promulgada por el Parlamento (Knesset)”, aquella que autoriza a las autoridades prohibir el ingreso a quien sea activo en el exterior para boicotear a Israel.
El ministro, sin embargo, indicó una salida: “Si Al-Qassam dice abiertamente que su apoyo al movimiento BDS es ilegítimo y que se arrepiente de haberlo apoyado, podremos rever nuestra decisión”. En práctica, una abjuración. La respuesta se conocerá tal vez en días, durante una nueva audiencia del caso.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

2 comentarios

  1. TAMIMI dijo:

    Los palestinos estamos pagando el holocausto judío.

    Cuan razón le asiste.

    Esa universidad lo está comprobando.

  2. Dicense “amigos” seran la mafias oligarcas “amigos” pero los pueblos, no pintan res de res. Nada de nada. Salud y Republica, la de los pueblos, no la de los ” Republicanos Partido Facha USA ” semejantes a los PPodridos de Spañistan.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*