CUBA. Irma

Mujer furiosa que con su arrollador andar nos da una lección de política práctica.

Anuncia que va para Cuba y que de ahí viajará, como cualquier balsero, rumbo a Florida a buscar el sueño americano.

¡Oh, sorpresa! El sueño americano consiste en un grito que dice “viene Irma, sálvese quien pueda”. La gente corre al supermercado a pelearse por comida hasta desabastecerlo totalmente. La gente, en su auto, procede a la evacuación generando el bloqueo de las vías. La gente piensa si está al día en el pago del seguro.

Las carreteras estatales que van hacia el norte de Florida se encuentran colapsadas

La población de Florida huye de Irma, en su huída la gasolina se agota y las vías se colapsan por la cantidad de autos. En su huída movida por combustible fósil, garantizan que vengan más huracanes aún más grandes.

Darwinismo social, sobrevive el que tiene.

En Cuba, pequeña isla bloqueada y solidaria, de inmediato se forman las brigadas de trabajo, que son la forma organizada de defender al otro, al vecino, al hermano, al desconocido. Unos ponen la comida y las medicinas de todos a resguardo; otros se ocupan de hacerle mantenimiento al alcantarillado para mitigar las inundaciones; se podan los árboles para que las ramas no sean proyectiles asesinos; se ocupan de llevar la gente a refugios e instalaciones militares seguras. Ante el peligro lo colectivo, lo plural es la respuesta. La ira de Irma encuentra un pueblo, por amor y por deber reunido.

Antes de morir, Irma sabrá que su ira es inútil cuando hay un muro de corazones que se juntan.

Sergio Serrano | tw: @Cubanamera

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

Un comentario

  1. Laura Delfargue

    Salud y apoyo solidario: ¡ya!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*