INDONESIA. Leyes anticomunistas sirvieron para condenar a un militante ecologista

 

Un ecologista indonesio ha sido condenado a 10 meses de prisión bajo una dura ley anticomunista, legado de uno de los capítulos más oscuros de su historia.

Un tribunal en Java Oriental dictó la sentencia el martes después de encontrar a Heri Budiawan , de 38 años, “culpable de difundir el comunismo” durante una manifestación el año pasado contra la apertura de una mina de oro local.

Algunos manifestantes fueron vistos portando pancartas con la imagen de una hoz y un martillo, un símbolo ampliamente reconocido del comunismo, durante la protesta y Budiawan fue señalado como el organizador del mitin.

Otros tres manifestantes que portaban panfletos también fueron acusados ​​bajo la ley raramente utilizada y están a la espera de juicio.

Un cambio en el código penal a fines de la década de 1990 hizo ilegal difundir el comunismo u otras ideologías izquierdistas, con posibles condenas de hasta 12 años de cárcel.

“Estamos completamente descontentos con este veredicto: esta es una amenaza para la democracia y la libertad de expresión”, dijo el abogado de Budiawan Ahmad Rifai.

Indonesia tenía uno de los partidos comunistas más grandes del mundo antes de que las masacres a mediados de la década de 1960 dejaran unos 500,000 muertos, incluidos miembros del partido y supuestos izquierdistas.

Las matanzas masivas ocurrieron cuando el dictador gobernante Suharto tomó el poder.

Durante su gobierno de 32 años, la narración oficial del gobierno era que los asesinatos habían sido necesarios para librar a Indonesia del comunismo.

El año pasado, el ministro de defensa de Indonesia dijo que presuntos comunistas muertos en las masacres respaldadas por los militares “merecían morir”.

El abogado del Sr. Budiawan dijo el miércoles que su cliente y los otros manifestantes no hicieron las pancartas y no entendieron el vínculo del martillo y la hoz con el comunismo.

Los fiscales habían pedido una pena de prisión de siete años para el Sr. Budiawan.

“La acusación demostró de manera convincente que el acusado cometió una ofensa criminal contra el estado”, dijo el juez presidente Putu Endru Sonata el martes ante el tribunal del distrito de Banyuwangi.

El año pasado, los fiscales pidieron una condena de dos años de prisión para un pastor de cabra de 24 años que se subió una selfie con una foto enmarcada de la hoz y el martillo. Su juicio continúa.

También en 2017, tres estudiantes universitarios fueron suspendidos de la escuela por vender libros sobre  marxismo-leninismo.

En 1965 el general Suharto estableció una dictadura que duró 32 años y en la que se persiguió duramente a las personas afines a la ideología de izquierdas.  Cientos de miles personas afiliadas al Partido Comunista de Indonesia (PKI), hasta ese momento uno de los partidos comunistas más fuertes e importantes del mundo, fueron asesinadas por unidades militares que pretendían liberar al país del comunismo, y varios miles más ejecutados por pertenecer a otras organizaciones antifascistas.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Un comentario

  1. lapislázuliLATINA

    Aquella masacre fue posible por la creencia en el parlamentarismo. Otro gallo le habría cantado al PKI si se hubiera organizado como vanguardia guerrillera. En Indonesia se criticó con contundencia la lucha popular guerrillera de Vietnam. Y se consumó la tragedia bajo el paraguas del pacifismo parlamentario.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*