Hay tanta trama por descubrir que el propio Juez ha prorrogado hasta el 2020 la investigación sobre la caja B del PP

El juez del caso Gürtel José de la Mata, ha acordado prorrogar hasta el 28 de agosto de 2020 como máximo la investigación de la pieza separada sobre la “caja B” del PP y que fue reabierta el pasado año a raíz de las declaraciones que prestó en el macrojuicio el cabecilla de la red, Francisco Correa.

El magistrado de la Audiencia Nacional ha adoptado esta decisión a petición de Izquierda Unida (IU), que ejerce la acusación en esta causa, y en contra del criterio de la Fiscalía Anticorrupción, que considera innecesaria la prórroga para la investigación de esa pieza, cuyo plazo estaba establecido hasta el 6 de junio de 2018, informa Efe.

Ese es el plazo fijado para el fin de la instrucción de la pieza principal del caso Gürtel, del que surgieron varias piezas separadas, entre ellas la de la caja B del PP.

El caso Bárcenas fue elevado a la Sala hace unos años para enjuiciar, en relación con la reforma de la sede del PP en la calle de Génova, al extesorero del PP Luis Bárcenas, al exgerente del partido Cristóbal Páez, y a los encargados del estudio de arquitectura que realizó el proyecto, por lo que en cualquier momento puede ser señalada la fecha de este juicio.

En esta pieza, el PP también está acusado como partícipe a título lucrativo por el pago parcial en negro de los 888.000 euros que costó la reforma, por lo que ha tenido que prestar una fianza de 1,2 millones de euros.

Se trata de una causa que ya se había dado por concluida, pero ante las revelaciones que hizo Correa en el juicio de la primera época de Gürtel, De la Mata, a petición de las acusaciones, acordó reabrir esta pieza y seguir investigando el posible cobro de comisiones a cambio de adjudicaciones públicas que hubieran redundado en esa caja B.

A esta investigación, De la Mata incluyó además conversaciones intervenidas en el caso Lezo -en el que fue detenido el expresidente madrileño Ignacio González- sobre presuntos pagos de comisiones al PP y citó entre otros a declarar como testigo al exministro Zaplana.

Ahora, al decidir prorrogar la causa sin el amparo de la Fiscalía, lo que le hubiera permitido prorrogar la causa cada seis meses en virtud del artículo 324.2 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, De la Mata debe hacerlo de golpe por un periodo máximo de dos años sin que quepan más prórrogas, tal y como establece el artículo 324.4 para los casos en que no hay sintonía con el fiscal.

No obstante, el hecho de prorrogar esos dos años no implica que la investigación vaya a prolongarse todo ese tiempo y en cualquier momento antes del plazo el juez puede darla por finalizada.

Agencias.-

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Un comentario

  1. Con los pocos medios de los que disponen los Juzgados para investigar no será extraño que:

    1. Cuanto más se dilate en el tiempo, seguramente, conlleve más aires de prescripción.

    2. Y al final tendrá que pedirles hasta perdón la sociedad en su conjunto por haberles causado una pena mediática muy dolorosa e irreversible.

    ¿División de Poderes? Ja jaja Ja. Y qué más cuentos… Es el Ejecutivo el que realmente controla al Judicial no aportando los medios necesarios y, obviamente, al Poder Legislativo. El que se inventara esa payasada se quedó descansando…

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*