FRANCIA. Las protestas en Nantes por la muerte de Aboubacar arreciaron por segunda noche consecutiva

Decenas de coches y varios edificios fueron incendiados durante las protestas que se centraron en el barrio de Breil, donde el martes se registró el asesinato de Aboubacar Fofana, de 22 años, y también se extendieron a los de Bellevue, Dervallières y Malakoff.

Los agentes antidisturbios lanzaron gases lacrimógenos contra grupos de jóvenes que en algunos puntos habían formado barricadas..

El primer ministro francés, Edouard Philippe, se desplazó a Nantes, donde condenó los disturbios «nadie puede comprender esos actos y todo el mundo debe condenarlos».

En una comparecencia junto a la alcaldesa, Johanna Rolland, Philippe precisó que la pasada noche hubo 19 arrestos, aunque sólo 11 de esas personas seguían en comisaría y manifestó su apoyo a los policías. Además, anunció un reforzamiento de la presencia policial en la ciudad y en la región en los próximos meses.

También afirmó que «los ciudadanos deben saber, con la mayor transparencia, lo que pasó» en el control policial y subrayó el objetivo de restablecer el orden.

Rolland señaló que «la vuelta al orden es nuestra primera prioridad» y, más allá de tomar nota del anuncio de mayor presencia policial, insistió en que las fuerzas del orden deben tener más medios para investigar los tráficos delictivos.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

4 comentarios

  1. Parece que el fútbol no es suficiente en Francia para enmascarar las injusticias …

    It seems that football is not enough in France to mask injustice …

  2. Tú, Redstar, no eres muy normal, ¿verdad?

  3. Ernesto Guevara

    Trolako a la vista…

    Pues da la sensacion que te da 1000 vueltas antipf, y en educacion 100.000, algo de lo que careceis los fa-chorras.

    Recuerda Red que alli sacaron las guillotinas, y las manifestaciones no son con flores y levantando las manitas…

  4. Lo normal en Catetolandia es:
    – votar a organizaciones criminales y a sus cómplices una y otra vez,
    – disfrutar con el sufrimiento animal,
    – sostener con dinero público a asociaciones medievales supersticiosas intolerantes,
    – olvidar en cunetas a quienes fueron torturados y asesinados por el fascismo por defender la democracia,
    – considerar que un rey que no ha sido elegido por nadie diga que votar es antidemocrático,
    – contemplar impasibles cómo privatizan cajas, sanidad, educación y pensiones,
    – aplaudir invasiones contra países soberanos que no quieren verse sometidos por el dólar,
    – mantener presos políticos y exiliados en pleno siglo XXI por delitos que Europa no reconoce,
    – gritar ‘gol’ mientras recortan sueldos y derechos o dejan sin futuro a nuestros hijos …………….
    ……………………………………………………………………………………………………………………………
    ……………………………. no, afortunadamente no soy un tipo que aquí se considere normal.

    Common things in Hillbillyland are:
    – voting criminal organizations and their accomplices once and again,
    – enjoying watching animal torture,
    – financing intolerant medieval superstitious associations with public money,
    – forgetting in ditches those who were tortured and assassinated by fascism for defending democracy,
    – considering that a king who has not been elected by anyone says that voting is anti-democratic
    – beholding impassively how public saving banks, health, education or pensions are being privatized,
    – applauding invasions against sovereign countries which don’t want to be subdued by the dollar,
    – keeping political prisoners and exiles in the 21st century for crimes that Europe doesn’t admit,
    – yelling ‘goal’ while salaries and rights are being cut or they leave our children without a future ……………
    ……………………………………………………………………………………………………………………………………………
    ……………………………. no, fortunately, I am not a person who is considered normal here.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*