Francia: policia parisina se desborda con facilidad frente a la juventud

Manifestación en Bobigny por la violación de un joven la semana anterior se transformó en una protesta mayor contra la violencia policial francesa que se desborda con facilidad frente a la juventud que cada vez los odia más

Treinta y siete personas fueron detenidas en la noche del sábado se supo ésta mañana en Seine-Saint-Denis, después de una manifestación en Bobigny en apoyo de Theo L., violentamente detenido en Aulnay-sous-Bois la semana pasada, señala Le Figaro hoy.

Los incidentes estallaron en el marco de una reunión de varios cientos de manifestantes sábado por la tarde en Bobigny en apoyo de Theo L., víctima de una violación de un paro brutal el 2 de febrero.

Reunidos fuera de la corte en esta ciudad al noreste de París y supervisados ​​por las fuerzas policiales en los números, los manifestantes – cerca de 2.000 personas de acuerdo con la jefatura de policía – exigió “justicia para Theo.” “La policía violó”, “No soy un bamboula”, “la policía mata a inocentes” se podía leer en los carteles.

La situación es tensa después de una hora de la protesta cuando la policía en un lugar por encima del puente de la reunión recibió proyectiles lanzados por los manifestantes.

Gritos, sonidos de petardos y una estampida siguió. Las personas atacadas, incluyendo patadas, las ventanas de un edificio de los muebles y de la calle.
vehículos incendiados, signos desgarrados

“Cientos de individuos violentos y de gran movilidad” cometieron diversos abusos y degradaciones “,” escribieron la jefatura de policía de París (PP) en un comunicado de prensa el sábado por la noche.

Varios vehículos han sido incendiados en particular. “Algunos policías personal tuvieron que intervenir para rescatar a un niño pequeño en un vehículo en llamas”, dijo la prefectura. Esta versión de los hechos se contradice por numerosos testigos, que afirman que se trata de jóvenes que han salvado al niño antes de entregarlo a la policía.

Domingo por la mañana, se informa que fueron aprendidos 37 personas en la noche en Seine-Saint-Denis. Vehículos y botes de basura fueron incendiados en particular y tiendas dañadas por el lanzamiento de piedras en Drancy, Noisy-le-Sec Bondy. Un policía con “heridas leves” durante estos incidentes.

Los individuos también han prendido fuego a un camión badged RTL. En una declaración a la AFP, la radio dijo que su equipo no estaba “conmocionado, pero duele” y “condena este acto de violencia que pone en peligro la vida” de un periodista y un técnico.

Un poco más tarde, el camión Europe 1 que fue el blanco de las balas.

Alrededor de las 20h, la situación era aún muy confusa. Las fuerzas de seguridad intentaron hacer retroceder a los manifestantes con gases lacrimógenos aislados. En las imágenes de difusión en línea en el periscopio, se observaron individuos derramar una papelera y prendieron fuego a la basura. No lejos de allí, otra persona lanzó una señal de tráfico para bloquear la carretera, mientras que otros rompieron señalización. El tráfico también parecía difícil en la rotonda de la avenida Pierre Semard. Armados con barras de hierro, algunas personas estaban enviando balas a la policía, a unos 300 metros del ayuntamiento de Bobigny.
No hay heridos entre los manifestantes y la policía

Por otra parte, tanto daño era visible en la estación de autobuses en Bobigny. “Es una guerrilla urbana”, dijo el sábado una fuente policial. “No hay más manifestantes son matones que actúan como”. ¿Cuántos hay? “No te puedo decir. Estos son los grupos móviles por lo que es difícil de cuantificar “.
“¿Cómo podemos decir que se trata de un accidente?”

Horas antes, la manifestación se llevó a cabo de manera pacífica. “No comprendo. No creo que aún podría existir “, dijo a la AFP Anissa, 18, citando el caso de la detención de Theo L.” ¿Cómo se puede decir que es un accidente? No considero a estos hombres como los agentes de policía “, dijo la chica de la cercana ciudad de Blanc-Mesnil (Sena-Saint-Denis).

Los manifestantes corearon consignas denunciando la violencia policial, recordando también Zyed y Bouna, los dos adolescentes muertos en un transformador eléctrico en el origen de los disturbios en los suburbios en 2005, o Adama Traoré, murieron durante su detención el pasado verano Valle del Oise.

Todavía en el hospital, el joven de 22 años describió siendo víctima de febrero 2 violación con una porra telescópica durante una detención violenta en 3000, una ciudad de Aulnay-sous-Bois (Seine-Saint-Denis ). Uno de los cuatro policías que llevaron a cabo la detención fue acusado de violación y tres para la violencia. En la noche del viernes al sábado, ocho personas fueron detenidas por la violencia urbana en Seine-Saint-Denis, con

Francia. Informe revela doble dicurso del Gobierno con refugiados

La Policia expulsa refugiados, los maltrata, golpea, quita las mantas y sacos de dormir en medio del frio, al tiempo que anuncia todo lo contrario por TV.

Un informe destapa lo que viven los refugiados en la capital gala en medio de numerosos operativos policiales que alertan a los defensores de derechos humanos.

Con temperaturas bajo cero, la situación de los refugiados en Francia se agrava, pero además del frío, ahora se enfrentan a la policía, que les retira las mantas y los sacos de dormir mientras pernoctan en las calles de París, según recogió el sábado el diario británico The Independent.

Un informe del proyecto Derechos de Refugiados (Refugee Rights Data Project) revela que los agentes llegan a emplear la fuerza para que los refugiados abandonen la capital.

Según el informe, la policía dispersa a los refugiados con gases lacrimógenos, les golpea y les despoja de sus escasas pertenencias. “Nos dijeron que nos fuéramos de Francia, confesó un refugiado de un grupo de eritreos ―que incluía también a mujeres y niños― a quienes se acercaron los agentes y les retiraron sus mantas mientras las temperaturas llegaban a 7 grados bajo cero.

“Si hacemos preguntas o decimos que no tenemos adonde ir, lanzan gases lacrimógenos”, comentó un joven afgano.

“La misma noche que el Gobierno anunció un plan para mantenernos a todos abrigados, fuimos testigos de que la policía recogía las mantas, las ponía en un gran basurero en la parte trasera de un camión y se iba”, comentó la subdirectora del proyecto, Natalie Stanton, a The Independent.

 

La mayoría de los refugiados sin techo entrevistados por los investigadores describieron su encuentro con las fuerzas del orden público como “violento” y afirmaron que habían sentido miedo. Sin embargo, a pesar de las adversidades, muchos esperan quedarse en Francia y ya han iniciado los procedimientos de asilo, aunque aún no logran conseguir alojamiento adecuado.

En el marco de la investigación, los activistas entrevistaron en varios idiomas a 342 refugiados en el barrio parisino de La Chapelle entre el 18 y el 22 de enero. La mayoría de los encuestados proceden de Afganistán, Sudán, Eritrea y Etiopía, entre otros países.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*