FRANCIA. En el país de la Liberté, Égalité, Fraternité existen más de 135.000 SDF

La polémica sobre las personas sin domicilio salta a la palestra pública en cada temporada de invierno en Francia, lo que incluye promesas gubernamentales de resolver un problema que suele dejar varias víctimas fatales.

Sin embargo, el asunto queda siempre pendiente y cada año miles de ciudadanos en situación de vulnerabilidad afrontan las bajas temperaturas en la calle, o en lugares sin las condiciones indispensables como la calefacción o el acceso al agua caliente.

De acuerdo con las cifras divulgadas, en este diciembre tres personas murieron ya a causa del frío, un número que podría aumentar en los meses de enero y febrero.

Mientras las estaciones de metro, las entradas de edificios y otros lugares públicos se convierten en la ‘habitación’ de los llamados ‘SDF’ (sin domicilio fijo), las asociaciones humanitarias reclaman que los alojamientos de emergencia no tienen la capacidad suficiente para acoger a los necesitados.

Según el Instituto de Estadísticas, alrededor de 143 mil personas entran en la clasificación de SDF, una cantidad que aumentó en un 44 por ciento de 2002 a 2012.

Al problema de los SDF se suma el de quienes tienen un sitio donde dormir, pero sin las condiciones mínimas para afrontar el invierno, como la calefacción o el acceso al agua caliente.

De acuerdo con el informe de 2017 de la fundación Abbé-Pierre, alrededor de cuatro millones de franceses viven en sitios carentes de los requerimientos básicos, y ello incluye poco espacio, condiciones insalubres, problemas de electricidad y agua corriente, ausencia de baños, entre otros.

En julio último, el presidente francés, Emmanuel Macron, prometió adoptar medidas frente al fenómeno porque -dijo- ‘no quiero más hombres y mujeres en las calles’.

El jefe de Estado sostuvo en la central ciudad de Orleans que para el gobierno es una prioridad ‘alojar a todo el mundo dignamente. Quiero que en todos lados haya albergues de emergencia’.

Sin embargo, el compromiso está lejos de ser cumplido, tal como denunciaron esta semana los activistas de la asociación Derecho al Alojamiento, la cual protagonizó una protesta en esta capital.

Cientos de personas, incluidas menores de edad, se reunieron el lunes ante el ministerio de la Vivienda en una acción denominada ‘Navidad de combate’, para protestar por los ciudadanos que se encuentran en la calle cuando el país atraviesa el invierno.

El portavoz de la asociación, Jean-Baptiste Eyraud, recordó que las promesas del presidente no se han cumplido y demandó la dimisión de todos los ministros involucrados en el tema.

‘Cuando nos hablan de benevolencia pero a la vez suprimen todas las ayudas, vemos que se trata de codicia, y de ayudar solo a sus amigos, los ricos’, cuestionó.

Por otro lado, la asociación Seguro Católico anunció que abrirá en 2018 una agencia inmobiliaria dirigida a paliar el problema de la vivienda de los grupos sociales más vulnerables.

La directora de la organización caritativa, Véronique Fayet, explicó que ‘si bien los espacios en los alojamientos de emergencia se han incrementado, la capacidad todavía es insuficiente, sobre todo en el invierno’.

En consecuencia, la agencia inmobiliaria del Seguro Católico se propone ayudar a los ciudadanos a encontrar un techo, y para ello espera captar de 150 mil a 200 mil alojamientos en la región Ile de France (región parisina), señaló Fayet.

No obstante, muchos afirman que si bien estas iniciativas son útiles, el problema solo se resolverá con una verdadera movilización del gobierno, por lo cual exhortan a las autoridades a llevar a cabo una acción real y eficiente frente al recurrente fenómeno de las personas que viven y duermen en las calles.

 

(Luisa María González, PL)

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

Un comentario

  1. Desiderio Ladino

    ¿Cuándo en Francia se materializó realmente el espíritu revolucionario de la Libertad, Igualdad, Fraternidad? Históricamente: NUNCA.

    Y lo peor es que por arte de magia, de la de Birlibirlando Birlibirloque, se narra ese cuento sin reparar en la mentira. Nuestros libros de historia contemporánea, nuestros ensayistas de campos tan falsos como la filosofía, la sociología, la economía o el derecho no cuestionan esa GRAN FARSA.

    Jamás en Europa se materializó algo parecido a la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad. Solo hace falta estudiar la historia real desde el siglo XIX hasta nuestros días. Y ver sin lentes ideológicas la verdad histórica a la cara.

    El lema revolucionario francés sólo sirve como cortina de humo para esconder los crímenes reales del imperialismo, el colonialismo como variantes criminales del pornocapital tanatocrático.

    Algunos estúpidos (los peores todos aquellos que renuncian a su presunta juventud “marxista”) se encaran con el marxismo para decir que la prueba histórica de su fracaso está en la puesta a punto de las guerras imperialistas, ya que las diferentes formaciones nacionales del proletariado no se hicieron internacionalistas sino que se fundieron con el espíritu criminal de sus respectivas naciones y se masacraron entre sí. Entre estos destacan la escuela de sofística de Gustavo Bueno en Oviedo. Tan materialistas como se presentan y no saben realmente cómo son ni cómo sucedieron en la realidad material las cosas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*