FMI alerta sobre la vulnerabilidad económica de EE.UU

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió este miércoles que Estados Unidos quedaría en una posición muy vulnerable si su proteccionismo comercial desata medidas generalizadas de represalia.

“Aunque todos los países estarán peor en un conflicto comercial, la economía de Estados Unidos es especialmente vulnerable porque mucho de su comercio global será sujeto a medidas de reciprocidad. Y el PIB no será el único costo”, apuntó la directora gerente del FMI Christine Lagarde en su blog.

El FMI ya ha alertado desde hace meses sobre los riesgos sistémicos de una guerra comercial generalizada, después de los pasos iniciales dados por Estados Unidos y China, las dos mayores economías del mundo.

En su revisión del panorama económico mundial, divulgado el lunes, la entidad advirtió que el “riesgo de que las tensiones comerciales actuales se intensifiquen y que impacten negativamente en la confianza y en la inversión, representa la mayor amenaza para el crecimiento mundial en el corto plazo”.

El gobierno de Donald Trump ya impuso pesados aranceles a las importaciones de acero y aluminio y además adoptó tarifas contra productos chinos.

Socios comerciales tradicionales como Canadá, México o la Unión Europea, además de China, ya impusieron aranceles a productos estadounidenses en el primer capítulo de una etapa de adopción de medidas de represalias.

Números de “marea alta” 

Este miércoles Lagarde señaló que “las tensiones ya están dejando su marca, pero la extensión del daño dependerá de qué hagan seguidamente quienes definen la política”.

Lamentablemente, señaló, la “retórica se ha convertido en realidad”.

Lagarde indicó que el FMI realizó simulaciones para tratar de dimensionar los daños de una guerra comercial, y apuntó que los aranceles a las importaciones anunciados este año por varios países generarán una reducción de 0,1 punto porcentual en la producción mundial en 2020.

“Pero si la confianza de los inversionistas resulta afectada por estos aranceles, nuestra simulación muestra que el PIB global podría reducirse en medio punto porcentual”; volumen equivalente a unos 430.000 millones de dólares.

El FMI estima que el crecimiento de la economía mundial este año deberá ser de 3,9%, pero Lagarde apuntó que podría tratarse de un “número de marea alta”.

Ese crecimiento global “ya ha comenzado a desacelerarse en la Zona del Euro, Japón y el Reino Unido”, apuntó Lagarde, para añadir que la propia economía de Estados Unidos debería “moderarse” en el medio término.

Para completar el escenario, en las economías emergentes el crecimiento también se ha desacelerado “en parte como consecuencia de los aumentos en los precios del petróleo y presiones monetarias”.

Escenarios posibles 

En general, los técnicos del FMI han desarrollado cuatro escenarios posibles para medir los efectos de esta situación a nivel global.

El primero de esos escenarios considera los aranceles ya adoptados por EEUU a las importaciones de acero (25%) y aluminio (10%), así como una tarifa de 25% sobre 50.000 millones dólares en importaciones de productos chinos, así como las medidas de represalias anunciadas.

En el segundo escenario, el FMI añade a esa ecuación la tasa suplementaria de 10% que Estados Unidos pretende adoptar para 200.000 millones de dólares en importaciones chinas ya este año.

Para el tercer escenario posible, los técnicos incorporan aranceles de 25% en EEUU a las importaciones de automóviles, y las medidas de represalias que serían adoptadas por los países afectados.

Finalmente, el cuarto le suma elementos como la fractura de la confianza y una disminución de las inversiones en el sector manufacturero.

Según el FMI, los tres primeros escenarios EEUU podrían enfrentar medidas de represalias al tiempo que el resto de los países tendría la alternativa de reorganizar su flujo de comercio evitando al cliente estadounidense.

Pero en el último escenario, el Fondo advierte que el PIB estadounidense sufriría un impacto de -0,8% apenas en el primer año, en una situación que para Asia representaría una caída de -0,7%, para alcanzar un -0,6% en América Latina y Japón.

AFP

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

4 comentarios

  1. morosos en ruina

    las deudas de lcapitalismo americano ,,llevan unos cuantos años que las pagan los comunistas chinos

  2. Donde no. Si ahora sobreviven de las guerras de rapiña y del lavado de dinero de las drogas. Ya no dan ni para pagar las cuentas en las Naciones Unidas y en la OTAN.

  3. Los EE UU deben hasta las siglas del nombre de su país …

    The USA owe even the initials of the name of their country …

  4. Sopalajo de Arrierez

    Hipótesis: estas declaraciones del FMI son lo que podríamos definir como un «Vamos a darles ideas, a ver si lo hacen».
    O sea, una forma de inducir a contraatacar al resto de países afectados por los abusos arancelarios (léase comercio desigual) que ha puesto en marcha Trump con su técnica de la motosierra (“Mi marido en casa, él todo lo arregla con la motosierra”, declaró Barbara Bush hace cosa de una década) para resolverlo todo, también llamada Técnica del Se Van a Enterar Estos.

    Y es que Trump, quien parece que cavila en serio con la posibilidad de atacar a Venezuela y otras burradas que arriesgan volver loco el ya frágil equilibrio de la economia mundial, pudiera estar volviéndose un personaje molesto al que va conviniendo quitar de enmedio.

    Parece ser que con Nixon ya ocurrió algo parecido: no quería, por puro cabezota, abandonar una guerra de probada inutilidad para los poderes económicos (“Son sólo negocios”, decía Al Capone) como era la de Vietnam, así que “casualmente” surgió el escándalo WaterGate, convenientemente coreado por la prensa (no como otros).

    Así que, como quien manda en EEUU y a quien hay que preocupar no es al pueblo llano (al cual todo eso de las alteraciones de la alta economía, aunque no le huelen a nada limpio, básicamente le confunde o le deja igual) sino a los bestialmente ricos (a los que, cuando les hablas de “contracción de la Economia de miles de millones de dólares”, sí que te lo saben traducir un poco mejor a pérdidas para sus fortunas), que empiecen a hablar los Parlamentos Estatales o los Ministerios de Economía de diversos países acerca de impuestos/aranceles contra EEUU parece un camino adecuado.
    Y a ello puede ayudar el FMI, supuesto “Ministerio de Ministerios de Economía”.

    Corolario derivado: si Trump no se corrige (cosa poco común en un idiota henchido de poder), no es descartable que lo quiten de enmedio de manera más drástica.
    No necesariamente un asesinato (“Quita, quita, a ver si vamos a hacer un mártir de este cretino”). Hay muchas otras formas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*