Exjefe de FBI: Trump está ‘loco’ y ‘fuera del reino de lo normal’

James Comey, el recién destituido director del FBI, llamó ‘loco’ al presidente Donald Trump antes de su despido, según el ‘New York Times’.

El reporte, publicado el miércoles, afirma que Comey dijo también que Trump está “fuera del reino de lo normal” y revela la furiosa reacción del presidente al enterarse de que Comey no lo respaldó frente a su predecesor, Barack Obama.

Trump despidió el martes de forma fulminante a Comey, horas después de que este reconociera errores graves en un testimonio prestado bajo juramento en una audiencia del Comité Judicial del Senado que tuvo lugar la semana pasada.

Comey había afirmado en marzo ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes que el Buró Federal de Investigación (FBI, en inglés) no tenía información que apoyara las acusaciones del actual jefe de Estado en relación con las escuchas por parte de los demócratas durante la campaña de 2016, lo que ocasionó gran molestia para el republicano.

Funcionarios de la Casa Blanca han asegurado que Comey se negó a revelar de antemano a los asesores del actual presidente un testimonio que debió presentar ante el Senado hace una semana, hecho que tanto el magnate como su equipo interpretaron como un acto de insubordinación, lo que causó el despido del exdirector.

“Con un presidente que parece apreciar la lealtad personal por encima de todo y un director con un compromiso absoluto con la Constitución y la realización de la investigación de cualquier prueba, la colisión estaba destinada a producirse”, ha considerado el consejero de Comey y exfiscal federal Daniel C. Richman.

Sin embargo, diversas fuentes apuntan a que detrás de este despido está el hecho de que Comey había solicitado más presupuesto para financiar su investigación sobre la presunta interferencia de Rusia en las pasadas elecciones presidenciales de 2016, acusación rechazada por Moscú.

Un informe secreto de la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés) mostró en diciembre que Rusia había intervenido en las elecciones para aupar a Trump a la victoria. Además, un documento elaborado por los Servicios de Inteligencia de EE.UU. (USIC, por sus siglas en inglés) confirma la supuesta piratería rusa. El Kremlin, sin embargo, ha negado tajantemente toda implicación en estos asuntos.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*