El error de cálculo de la nazi de fresa (Uxue) Barkos

Nunca nadie ha trabajado en los informativos de EITB sin el beneplácito de la burocratada del PNV. Ni siquiera Calleja, aquel que con cara seria dijo que se había descubierto escondido el cuerpo de un esqueleto humano en el desalojo del gaztetxe del casco viejo de Bilbo hace ya unas décadas, olvidando mencionar el detalle de que era de goma-espuma. Casual o premonitoriamente aquel día de 1992 había hecho absentismo escolar y creo recordar que puse la tele y en la ETB estaba el dibujillo de su carta de ajuste mientras una voz sosa daba noticias mencionando que se estaba produciendo el desalojo. En ese día de casi mi niñez aprendí dos cosas muy importantes que me acompañarían siempre: el no volver a ir a ningún desalojo o movilización con botas de militar y no volver a enchufar la TV. Aquel presentador de ETB fue la gota que desbordó el vaso de mi inocente paciencia. En esos años fue cuando Uxue Barkos fue fichada por la banda batzoki televisiva tras pasar por la TVE. Y no se si como deformación profesional se le pegaría lo de contar más cuentos que Calleja en relación a los gaztetxes.

Lo cierto es que no me cabe género de duda de que la decisión de intentar acabar con el gaztetxe Maravillas ha partido de Sabin etxea y que Uxue y Geroa Bai han sido sus fieles correas transmisoras. Y que esta decisión autoritaria cuadra milimétricamente en la renovada campaña de guerra (de clases) también diseñada en Sabin etxea que desde el 2015 trata de amenazar y eliminar centros neurálgicos de poder popular con especial saña en los gaztetxes, hoy identificados por la derecha autonómica como uno de los mayores peligros para sus intereses, al ser uno de los pocos sectores que en la Euskal Herria de hoy no se han asimilado al sistema ni plegado a sus designios.

Alguien se podría preguntar cómo se atreve Geroa Bai a lanzar un ataque tan directo. Y otro alguien podría añadir con toda la razón que se supone que Geroa Bai no gobierna en solitario. Y es que los partidos que dicen ser de izquierda que se supone que co-gobiernan con Geroa Bai suman más del doble de votos que Geroa Bai. Pero eso no debe ser suficiente porque al parecer Barcina debió dejar alguna ley no escrita mediante la cual siempre la presidenta debe elegir a dedo todo. Un dedo alargado del cual su mano hoy parte de la sede del PNV ante lo cual los partidos que dicen ser de izquierda no pueden hacer nada por algún motivo secreto.

Una de las estrategias clásicas de la izquierda era atraer a sectores “burgueses” hacia la clase trabajadora sin renunciar a la lucha de clases contra el capital. Hegemonía lo llamaba Gramsci. Cuando es la clase burguesa la que atrae a la clase trabajadora haciéndole renunciar a la lucha de clases ¿Qué puede salir mal? El PNV siempre ha venido con la porra o por ahí de boquilla ofreciendo casas de cultura y cosas así bajo la autoridad del ayuntamiento, lo que básicamente es ofrecer sal autoritaria a quien tiene sed de autogestión. Además la propiedad privada no se toca, los soviets de barrio no se organizan, la sociedad no puede florecer a no ser que sea en forma de bonsai, todo bien controlado bajo el aire acondicionado del orden burgués. La izquierda institucional debe salir de esa trampa si aún quedan arrestos y olvidarse del auzolan del PNV: todos de rodillas para que sonría la patronal.

Claro que el PNV puede ser muchas cosas, pero si algo ha demostrado en su historia es que no tiene ni un pelo de tonto. Si el gobierno de Navarra ha dado el paso de atacar al gaztetxe Maravillas es porque antes el gobierno de EH Bildu del ayuntamiento de Iruñea puso la alfombra del desalojo prohibiendo todos los actos públicos del gaztetxe y amenazando que de no cumplir su orden enviaría a la policía a precintarlo. Pero no solo eso, sino porque antes y desde el 2016 ya se han producido desalojos en Iruñea llevados a cabo por los “partidos del cambio”. Se esperaban un desalojo en agosto que pasara otra vez como una lágrima en la lluvia.

Pero en este caso ha ocurrido algo inesperado. Un grave error de cálculo. No estamos en el 2015 ni en el 2016, cuando entonces con un poco de esmero se podían silenciar los desalojos en Iruñea o convertir a los agresores en víctimas “de ataques al cambio”. Estamos en el 2018, por toda Euskal Herria el movimiento juvenil entorno a los gaztetxes ha tenido una nueva eclosión y en Iruñea concretamente están recogiendo el fruto de un trabajo callado de años. Ya no son solo unos y unas jóvenes con inquietudes y sueños. Ya conocen la represión, las mentiras y las falsas promesas. Ya son veteranos y veteranas de un trabajo constante en el ámbito juvenil y de apoyo total al pueblo trabajador vasco del que forman parte. Por lo que la clase trabajadora y la juventud no les ha dado la espalda y la tienen apoyada ahora en el gaztetxe para defender sus intereses, que son los de todos y todas.

¿Queréis soberanía? ¿Socialismo? pues hay que construirlo en las calles, en los centros de trabajo o de estudio y en todo lugar antes de ir a charlatanear en los despachos, y cuando lo segundo obstaculiza lo primero, quizá sea que alguien se ha equivocado de lecturas, estrategias o interés  de clase, no que tenga contradicciones.

Recuerdo alguna reunión de coordinación entre gazte asanbladas y gaztetxes de toda Euskal Herria que se hicieron en la Euskal Jai (que nunca descanse en paz). Eran otros tiempos, distintos, pero no muy diferentes en lo fundamental, me hubiera gustado que entonces hubiéramos tenido la perspectiva de la que se está dotando la nueva oleada de jóvenes. El ciclo económico ha cambiado, las sociedades avanzan hacia una proletarización masiva de una sociedad en grave decadencia y precariedad. El “estado del bienestar” no es tal: las pensiones son ridículas, la asistencia sanitaria mediocre e incompleta, los salarios y condiciones laborales están por los suelos con cada vez más trabajadores pobres a quienes el sueldo no les da para vivir, la vivienda está carísima, la luz no para de subir, los cuidados cada vez esclavizan más etc. Lo único que amortigua la asistencia social tipo RGI es la mendicidad extrema, pero incluso eso cada vez menos. Nos hablan de un “estado del bienestar” que no existe lo cual es irreversible e irrecuperable debido a pasos ya quemados por el capital. Hoy, estos y estas jóvenes y sus perspectivas son las gotas que preceden a la tormenta, el siguiente paso será la organización asamblearia de los no jóvenes con unas perspectivas y un afilado similar al de nuestra juventud para desplegar el poder popular con todas sus consecuencias y a todos los niveles.

Mientras tanto AHT gelditu! ha informado hace unas horas que las obras del TAV en Nafarroa se han vuelto a reanudar.

 

(Borroka Garaia da!)

 

Noticia relacionada:

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Un comentario

  1. “Donde dije cambio digo RECAMBIO” y Podemos es todo un almacén de recambios para ir parcheando la FRANQUISTA MONARQUIA, ahora tembién Bildu, como ccoo-ugt a ver quien vende mas barato ?

    ¡ joder, vamos de mal en peor !… pero hay que ser optimistas, verdad ?

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*