El cuñado del Borbón escribe desde Suiza al Supremo para pedir que lo absuelvan ya

Iñaki Urdangarin ha solicitado de nuevo ante el Tribunal Supremo que le absuelva subrayando que nunca se ocupó “ni de temas contables ni financieros ni fiscales”. El marido de la Infanta Cristina, que ya se presentó hace tres meses ante el Alto Tribunal como un “amigable componedor” sin conocimientos legales, sostiene ahora que, en consecuencia, debe ser exculpado por completo. “No se puede demandar al olmo por no dar peras”, destaca su escrito, al que ha tenido acceso en exclusiva EL MUNDO.

Con este peculiar argumento Urdangarin acaba de impugnar los recursos interpuestos, entre otros, por la Fiscalía del Supremo y la Abogacía del Estado, contra la sentencia dictada por la Audiencia de Palma. Cabe recordar que en ella el ex duque de Palma fue condenado a seis años y tres meses por los delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos, fraude a la Administración, tráfico de influencias y dos delitos fiscales. Tras conocer el fallo, la Fiscalía del Supremo solicitó que se eleve su condena hasta los 10 años de prisión y el Alto Tribunal dictará la sentencia definitiva del caso Nóos durante los próximos meses.

Según refleja ahora la defensa de Urdangarin, el ex presidente del Instituto sin ánimo de lucro Nóos “no ha aportado documento al proceso ni durante la fase de instrucción ni en ninguna otra porque no tenía ni tiene documento alguno”.

En este sentido reitera que siempre fue un “mediador sin conocimientos en Derecho Administrativo”, que logró gracias a sus “contactos deportivos e institucionales” que Baleares albergase unos foros sobre Turismo y Deporte o que patrocinara “al mejor equipo del mundo de ciclismo” siempre “con la conciencia de que todo se hacía correcta y legalmente”. Al mismo tiempo que se desvincula por completo de la gestión administrativa y económica vuelve a descargar toda la responsabilidad en este apartado en su ex socio y ex vicepresidente del Instituto Nóos Diego Torres.

Urdangarin resalta que su única “finalidad” al organizar los denominados Illes Balears Fórum fue la de “mejorar la desestacionalización del turismo exclusivamente de playa” y resalta que los eventos, por los que percibió más de un millón de euros públicos que luego se desvió a su bolsillo con facturas falsas, contaron “con la participación de personalidades del mundo del deporte, del turismo y de la empresa”.

Urdangarin combate asimismo, entre otros, el argumento utilizado contra estos eventos de que “no tuvieran una esencial función participativa popular, al modo de una feria de acceso libre”. “Esa nunca fue una de las características de los fórums proyectados ni a ella se refieren los convenios de colaboración suscritos, que precisamente parten de la consideración contraria, consistente en la selección de los invitados y participantes bajo la premisa de la capacitación técnica de los mismos”, enfatiza su abogado Mario Pascual Vives.

Al mismo tiempo, Urdangarin señala que sólo él tenía capacidad para organizar estos ciclos de conferencias y que, por lo tanto, estuvo justificada su adjudicación a dedo sin que mediara licitación alguna. “El know how no es público y sigue perteneciendo en exclusiva a la entidad patrocinada (el Instituto Nóos)” ya que “no consta que nadie haya organizado certámenes o congresos con el mismo o semejante objeto y similar asistencia”.

En cuanto al dinero público desviado por los eventos que organizó el Instituto Nóos, Urdangarin arguye que “ha ido oscilando a lo largo del tiempo” y que, a su juicio, ha quedado ya debidamente justificado. “El dinero percibido por la organización de ambos foros, 2005 y 2006, fue legalmente obtenido y aplicado, a pesar de lo suplicado por el Ministerio Fiscal”, prosigue.

A su vez considera un contrasentido que se le acuse por los foros celebrados en Baleares y no por los de Valencia cuando eran prácticamente idénticos. “El fiscal rechaza mantener la acusación por los delitos indicados en lo que concierne a los tres foros de Valencia por carecer de practicidad y sí los mantiene e incluso pide su agravación por los dos foros de Baleares”.

En lo que respecta a los dos delitos fiscales por los que ha sido condenado, el ex duque de Palma incide en su “inexistencia”. “La Agencia Tributaria en sus distintos informes ha ido creando diversas teorías, cálculos, escenarios tributarios, con la finalidad de poder atribuir delito fiscal”. Sin embargo, “en sede penal, la acusación debe ser siempre clara y precisa”, concluye.

 

elmundo

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*