El Borbón observa atónito la proclamación de la República catalana

Cuando su padre el campechano le cedió la Jefatura de Estado, no debió advertirle que varios millones de personas planeaban proclamar la república y enseñarle así el camino a Cartagena. En estas horas debe cundir la preocupación en la Casa Real, la sola idea que se extienda por más lugares el deseo de república va a provocar que el Estado reavive la represión con medidas de todo tipo. El artículo 155 de la Constitución no se aplica solo contra Catalunya sino contra el conjunto de los pueblos del Estado a modo de aviso. Un “esto es lo que habrá” en caso de rebelión o subversión, en caso de cuestionar las leyes -las sacrosantas e intocables leyes de la burguesía- emanadas por el tardo-franquismo con la complicidad necesaria de una “izquierda” ansiosa de comederos. Los abucheos a Felipe VI hace unos días en Oviedo pueden extenderse, pero hará falta más, organización y trabajo para traer la tercera república y cerrar así un paréntesis abierto por el fascismo en 1936.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

4 comentarios

  1. Viva La Republica Catalana, perdonar mi pesimismo de ayer. salud y Republica.

  2. Y como organización y trabajo no hay hecho en pos de esa bienamada 3ª República seguro que lo encontramos a la vuelta de la esquina es más FASCISMO… ¡vaya farsa que se acaba de producir hace solo unos minutos en el Parlamento catalán!

  3. Viva la República Catalana. Viva la República española

  4. Viva la República!!! Vamos a por la III !!! Catalunya republicana y soberana.
    Salud.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*