El acuerdo de JxCat y ERC es rechazado por la CUP, que ha decidido abstenerse en la investidura de Sánchez

Esta mañana, el Consejo Político de CUP ha valorado la última propuesta planteada por JxCat, después de que se hubiera anunciado la renuncia de Carles Puigdemont y la candidatura de Jordi Sánchez. No se trata de personas, ya que la CUP no ha debatido sobre el nombre del candidato. Lo que la formación anticapitalista ha decidido es no apoyar el acuerdo de investidura negociado entre JxCat y ERC; sus cuatro diputados se abstendrán.

En la CUP ya habían mostrado el malestar por la decisión de Puigdemont de descartarse provisionalmente como candidato, hecho que, a su juicio, provoca una ruptura con la voluntad de restituir el Gobierno.

Principalmente, la CUP ha decidido abstenerse, en un hipotético pleno de investidura con Sánchez de presidente, porque eso supondría volver al autonomismo y someterse a la legalidad española y a la sentencia del Tribunal Constitucional, lo que, según la formación anticapitalista, no permitiría en Catalunya llevar a cabo políticas de tipo sociales ni fiscales. Por tanto, en este sentido se han opuesto, radicalmente, al 155, al 135 y al autonomismo. También han defendido que tanto Toni Comín como Carles Puigdemont son diputados plenamente hábiles para votar en el Parlament.

Así mismo, dicen, que la voluntad de invertir Jordi Sánchez provoca romper con el mandato tanto del 1-O como con el de las últimas elecciones del 21-D, ya que el pueblo de Cataluña votó para que Carles Puigdemont fuera el president y no otro.

Por otra parte, esta hipotética investidura supondría volver a dar otro paso atrás en el Procés. La CUP ha advertido que si no se avanza en la construcción de la república, significa que se está retrocediendo, y han recordado que su formación ya dijo no a Artur Mas y votó en contra de unos presupuestos.

La formación independentista y anticapitalista ha basado cerrar su decisión con dos ideas muy claras. La primera que no negociarán nunca en el marco del autonomismo ni nunca renunciarán a la República ni a su legalidad. Y que por lo tanto toda propuesta que salga de este marco no la escucharán ni la negociarán. Aseguran que no renunciarán a su proyecto político, y que no se trata de nombres sino de un proyecto firme de materialización de la República de Catalunya.

A la CUP no se le puede exigir más coherencia y dignidad. Son lo que son y no engañan nadie.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

2 comentarios

  1. Estos independentistas , han pensado por casualidad en el pueblo catalan , alguna vez ? . Llevan tanto tiempo mareando la perdiz , que ya huele ! . Puede haber una soluciòn , que es , llevarse el parlament a Bruselas y desde ahi gobernar Catalunya y de paso que se lleven a la Arrimadas , a Gacia Albiol y al 155 , y a toda la plana mayor del PP-C´s – PSOE , Felipe VI y ” la compi yogui ” con ellos . ¡ Joder , que alivio seria para todos !…lo malo , es que los belgas no tardarian mucho tiempo en mandarlos otra vez a todos para España y Catalunya . ¡ Pobres belgas , lastima les tengo !

  2. Anónimo: por qué te preguntas si los independentistas piensan en el pueblo? El independentismo es nuy plural y hay diversos intereses, por supuesto. Pero no me negarás que la construcción de una República con un proceso constituyente popular no supone un reto apsionante. Por otro lado, puedes repasar las innumerables leyes sociales que el TC ha tumbado en la última legislatura. Al César al que es del César…

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*