EE.UU y ARABIA SAUDÍ armaron al “Estado Islámico”

El Estado Islámico (EI) construyó su pretendido califato en Siria e Irak con armas llegadas a través de empresas de Estados Unidos y de Arabia Saudí. Y todo ello, a pesar de que hay una cláusula que impide el reenvío de material militar sin el consentimiento de los fabricantes, que, en este caso, fueron mayoritariamente armeros de China, Rusia y países de la Europa del Este como Rumanía y Bulgaria.

Así lo refleja un informe del instituto Conflict Armamento Research (CAR) que detalla el origen de más de 40.000 armas y municiones incautadas al Daeix a Siria e Irak entre 2014 y el 2017.

Del estudio se desprende que el objetivo de Estados Unidos y Arabia Saudí era facilitar armas a grupos rebeldes que luchan contra el presidente sirio, Bashar al Asad, pero que terminaron en un breve periodo de tiempo en poder de la Estado Islámico. En casos como el de unas armas fabricadas en Rumanía y otras producidas en Bulgaria, pasaron en sólo dos meses de la cadena de montaje en Europa a manos de los terroristas.

El informe del CAR detalla la procedencia de un total de 1.832 armas y más de 40.900 municiones, así como una gran cantidad de componentes químicos y tecnológicos. También, gracias a la colaboración de gobiernos y empresas productoras, ofrece un detallado seguimiento de las armas y la munición a través del territorio controlado por el EI. Desde Kobane, al norte de Siria, hasta Mosul, en Irak.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*