EE.UU traslada a centenares de niños migrantes a un campamento cercano al desierto

Más de mil niños inmigrantes han sido presuntamente trasladados en las últimas semanas de hogares de acogida o refugios a una “ciudad de tiendas de campaña” en el oeste de Texas, según un reporte del diario New York Times.

El NYT informó que se trata de una “reorganización masiva” para lidiar con la creciente población que se encuentra en los refugios. El diario informó anteriormente que el número de niños migrantes bajo custodia federal en dichos refugios aumentó de 2.400 en mayo de 2017 a un récord de 12.800 este mes.

Según el reporte, los niños fueron colocados en autobuses a medianoche para ser trasladados de refugios en lugares como Nueva York o Kansas, a estas instalaciones en Tornillo, Texas. El campamento está ubicado a unos 56 kilómetros de El Paso en la frontera con México.

El diario informa que las tiendas en Tornillo cuentan con aire acondicionado y baños portátiles. También son utilizadas como centros recreativos y médicos.

Los niños están alojados en grupos de 20, duermen en literas, y no reciben una educación formal ya que se les entregan libros de ejercicio sin “la obligación para ser completados”. Además, tienen acceso limitado a servicios legales, informó el periódico.

En otros refugios y hogares de acogida, los niños dormían de a dos o tres en una habitación, recibían una educación formal y tenían visitas regulares con representantes legales.

Según reportes, el centro en Tornillo abrió en junio con capacidad para 450 camas y estaba programado que permaneciera abierto por solo 30 días. Pero ahora se espera que permanezca abierto hasta al menos el final del año y cuenta con 3.800 camas. Según el NYT, más de 1.600 niños han sido trasladados.

El NYT señaló en un reporte anterior que el número de niños migrantes que cruzan la frontera se ha mantenido relativamente estable en los últimos años, pero que familiares y amigos se resisten cada vez más a patrocinar a estos niños por la burocracia y los temores que rodean a una aplicación cada vez más estricta de las leyes de inmigración. Además, de los miles que fueron separados de sus padres a principios de este año como resultado de la política tolerancia cero, 358 siguen lejos de sus familias.

La mayoría de los niños detenidos tras cruzar la frontera llegan solos a EE.UU. Muchos de ellos son adolescentes centroamericanos, y están alojado en más de 100 centros alrededor del país. Estos refugios están al 90% de su capacidad desde mayo, en comparación con el 30% de hace un año.

“Es común usar refugios de afluencia como se ha hecho en bases militares en el pasado, y la intención es usar estas instalaciones temporales solo el tiempo que sea necesario”, dijo Evelyn Stauffer, vocera del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), al NYT. Stauffer agregó que la afluencia masiva de niños migrantes es el resultado de un “sistema de inmigración roto”.

“El número de familias y niños extranjeros no acompañados detenidos son un síntoma del problema más grande, un sistema de inmigración roto”, dijo Stauffer. “Sus edades y el peligroso viaje que realizan hacen que los niños extranjeros no acompañados sean vulnerables al tráfico humano, la explotación y el abuso. Es por eso que HHS se une al presidente para pedir al Congreso que reforme este sistema roto “.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*