EE.UU. Militantes del Black Power siguen presos en cárceles del imperio

En Estados Unidos, 19 militantes afroamericanos del Black Panther Party, de la Black Liberation Army y de la organización Move, detenidos en los años 1970 y 1980, están todavía en prisión.

Acusados de haber asesinado policías y guardias de prisiones  blancos, algunos de ellos reivindican  estos homicidios como actos políticos, pero muchos otros, como Mumia Abu Jamal, han negado siempre las muertes que les imputaban. Frecuentemente, las acusaciones atribuidas a estos militantes fueron completamente inventadas y sus procesos fueron  parodias de la justicia. Desde el año 2000, diez militantes del movimiento Black Power han muerto en prisión. Mumia Abu Jamal, aunque ya no está condenado a muerte, sí lo está a cadena perpetua y se le niega, a los 64 años, los cuidados médicos que necesita.

Culpables o inocentes de los hechos que les atribuyen, estos activistas se pudren desde hace cuarenta años en prisión  porque el Estado  norteamericano quiere hacerles pagar caro  haberse atrevido levantarse contra el sistema que les oprimía, y  que oprime todavía a la aplastante mayoría de los afroamericanos.

La negación de atenderlos sanitariamente correctamente forma también parte del castigo político infligido por el poder. La justicia estadounidense ni se plantea liberarlos y tiene a gala privarles de libertad para siempre.

En cuanto a los policías blancos que, cada año, asesinan a jóvenes negros, no tienen que preocuparse en absoluto de acabar igual. Protegidos por el Estado al cual sirven, la mayoría no pasará ni un solo día de su vida en prisión.

 

(Alan Grey, traducido por Francisco Ponzán)

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*