EE.UU, ITALIA… el fascismo acecha. Dos ejemplos de las últimas horas…

 El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi calificó en una entrevista publicada este lunes a todos los inmigrantes indocumentados en su país como criminales.

“Ellos trabajan en negro, se prostituyen, cometen atracos y robos, comercian con drogas, etc. ¿Cómo no vamos a tenerles miedo?”

Para colmo, su partido encabeza las encuestas de las próximas elecciones con un 35%.

…………………………..

Un legislador blanco de Kansas, Steve Alford, dijo de las personas de raza negra y las drogas.

“¿Por qué sucedió eso?” “Una de las razones — y odio decirlo — son los afroestadunidenses, ellos eran básicamente consumidores y respondían peor al consumo de esas drogas. Es debido a la composición de su carácter, su genética y todo eso. Así que básicamente, lo que intentamos hacer, es revertir por completo algo por no recordar lo que sucedió en el pasado”.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

Un comentario

  1. Desi Cienfuegos

    Esa es la verdadera razón de que las drogas adulteradas sea un negocio el tenerlas ilegalizadas.

    Los beneficios de ese ingente negocio son socialmente muy rentables: salvan al capitalismo financiero con inyecciones “vitales” y estructuran la lucha de clases de manera que los buenos parecen ser muy malos y los muy malos se camaleonizan como muy buenos. Eso es el pan diario de las homilías religiosas del cine hollywodense que nos hacen tragar a diario como maná bíblico que nos cayera del cielo y saciara nuestra sed y hambre de justicia.

    Con el binomio de drogas adulteradas e inmigración se consiguen muchos réditos que invertidos a un buen interés dan unos maleficios muy, pero que muy rentables en el negocio criminal del pornocapitalismo tanatocrático.

    ¿Cómo se sale de esa espiral? esa es la pregunta. Y la respuesta es bastante racional y sencilla. Pero, como escribiera Bertolt BRECHT son malos tiempos para la lírica y, sobre todo, para decir la verdad y poder actuar en consecuencia con verdadero conocimiento de causa.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*