Cruzada Anticorrupción de Macron duró menos que dulce en la puerta de una escuela

Acusan a un ministro de Macron de beneficiar a su familia

Petardos y bombas fétidas continúan estallando en la periferia del gobierno de Emmanuel Macron, con muchas ramificaciones en todas las familias políticas francesas. Las revelaciones sobre el comportamiento aparentemente legal pero moralmente muy dudoso de Richard Ferrand, ministro de la cohesión territorial, durante su etapa como director de las Mutuas de Bretaña, entre 1998 y 2012, continúan agravándose.

El vespertino Le Monde abre su portada de la tarde del martes afirmando, a toda página, que el comportamiento del ministro confirma una «confusión de géneros», entre lo público y lo privado. Es una forma muy amable de contar una historia políticamente devastadora.

A juicio de Le Monde, la amante, la ex esposa, un hijo y un amigo político de Ferrand se han beneficiado de favores económicos quizá legales pero moralmente muy equívocos. Durante su etapa como director de las Mutuas de Bretaña, el actual ministro prodigó gestos empresariales que permitieron a su amante conseguir grandes plusvalías y muchos contratos, al mismo tiempo que su esposa también conseguía contratos, como «artista plástica», que pudieran percibirse como un tratamiento de favor.

Bayrou, en silencio

Se trata de un caso políticamente inflamable. Richard Ferrand fue el hombre orquesta de la campaña electoral de Emmanuel Macron. Y las sospechas sobre su comportamiento están amenazando el proyecto de Ley de «moralización de la vida pública». El ministro de Justicia, François Bayrou, guarda un embarazoso silencio sobre la cascada de revelaciones sobre el ministro de la cohesión territorial.

A la misma hora que Le Monde lanzaba el aldabonazo de su portada, contra Ferrand, la justicia anunciaba la apertura de una investigación sobre la actual ministra de Asuntos Europeos, Mariela de Sarnez, antigua colaboradora del ministro de Justicia, acusada de ofrecer empleos ficticios o irregulares a varios colaboradores, pagados con dinero del Parlamento Europeo.

La «filial» de los empleos ficticios pagados por el Parlamento Europeo afecta, así mismo, a Marine Le Pen y otros diecinueve eurodiputados franceses, de izquierda y derecha. El Parlamento Europeo persigue a la familia Le Pen desde hace meses. La investigación abierta contra la actual ministra de Asuntos Europeos parece confirmar que todas o casi todas las familias políticas francesas han utilizado los fondos europeos para ofrecer «trabajo» a colaboradores y / o amigos pagados con dinero europeo.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*