Crónica de la Concentración en la Sede de la SEPI en Madrid

CRÓNICA CONCENTRACIÓN  EN LA SEDE DE LA SEPI (MADRID)

 DE LA COORDINADORA UNITARIA DE COMITÉS DE EMPRESA DE NAVANTIA

Hoy salíamos de Cádiz dos compañeros del la Sección Sindical del SAT en Navantia: hacíamos el viaje desde Cádiz a las 4:00h de la mañana, hasta Santa justa, de ahí ya partiríamos en tren hasta Madrid a la sede de la SEPI, donde tenía la Coordinadora pedido permiso hasta las 17:00h.

Una vez hecho el recorrido que nos separaba de la cita nos encontramos del orden de 40 trabajadores de los distintos centros navales del Estado: Ferrol, Fene, Bahía de Cádiz en su conjunto, Cartagena y Madrid (central). Todos los sindicatos representados: CCOO, UGT, CSIF, MAS, CIG, CAT y, por vez primera en una  Coordinadora Estatal, el SAT.

A todos se nos negó la entrada a la sede de la SEPI, y “fuimos invitados a abandonar” la entrada de las instalaciones… primero de palabra y luego a empujones, por la intervención de las “fuerzas de seguridad” del Estado que se hallaban representadas por no menos de 5 furgones y su correspondiente dotación de cascos y porras.

Ante la imposibilidad de entrar empezamos a cambiar de ubicación intentando llamar la atención de los viandantes y los numerosos medios “informativos” que empezaban a concentrarse también allí.

Aparecieron representantes de distintas formaciones políticas entre ellos C’s y Podemos, que se repartían y acaparaban micrófonos a la vez que el presidente de la Coordinadora Unitaria de  Comités de Empresa, el ferrolano Javier Galán, explicaba los motivos de nuestra concentración. Estos no son otros que marcar de manera clara el destino de Navantia como empresa pública, que está en manos de tiburones comerciales atentos a la inmediatez de unos contratos poco rentables y sin las vistas puestas en la defensa de lo público.

Estamos hablando de mantener este sector estratégico para la clase trabajadora, con entrada de personal indefinido, no precarizado y con garantías de un plan de futuro para los trabajadores en su conjunto, no para unos cargos temporeros del oportunismo político y empresarial de este país. Navantia no puede convertirse en una empresa de rendimiento privado y de déficit público, donde las ganancias van a unas manos y las pérdidas las pagamos los trabajadores. Y para esto justamente es para lo que se la está perfilando desde hace ya mucho tiempo, acentuándose en estos tiempos de crisis con el  diseño de José Manuel Revuelta en la dirección. Un diseño que desata la extinción total de la empresa pública con una reconversión industrial encubierta. Por eso, señalamos en esta labor de destrucción y exigimos la DIMISIÓN del actual presidente de Navantia, José Manuel Revuelta y denunciamos la política estatal de desmantelamiento y privatización del sector público.

Para nosotros, como delegados del SAT, tomó vital importancia este “viaje” por la posibilidad de ponerle rostro a la relación que establecíamos por correo con algunas secciones sindicales, y tener contacto con otras por primera vez. En estas charlas amistosas y sin prisas, pudimos tratar la necesidad de unión entre centros laborales, y más allá de eso, entendíamos que esta unión se tiene que extender a los barrios de las comarcas, que no hay conquista laboral posible sin este trabajo cercano al “vecino” y su realidad social y laboral, comprendiendo y luchando por sus necesidades, que son las nuestras.

Agradecemos la experiencia acumulada en el sector naval de estos compañeros y trabajaremos en entendernos desde la transparencia, como es digno entre iguales de clase.

SAN FERNANDO 15/3/2017

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*