Corea del Norte publica sellos contra el imperialismo yanqui: Misiles apuntando al Capitolio de EEUU

Los sellos antiestadounidenses que Corea del Norte ha lanzado recientemente.

 Pyongyang publica sellos dirigidos contra el Capitolio de EE.UU. en el aniversario de la Guerra de Corea.

El servicio postal de Corea del Norte lanzó a finales del mes de junio unos sellos anti-EE.UU., más en concreto contra el “imperialismo yanqui”, y coincidiendo con el aniversario de la Guerra de Corea, según publica este lunes el diario estadounidense Newsweek.

Los sellos reflejan la animosidad norcoreana respecto a EE.UU. Así uno de los sellos muestra cómo un puño aplasta un misil estadounidense, mientras que otro evoca imágenes aún más destructivas, mostrando una serie de ojivas que apuntan contra lo que parece ser el Capitolio de Estados Unidos.

Corea del Norte realizó el 4 de julio del año en curso, día en el que EE.UU. celebra su fiesta nacional de independencia, un lanzamiento de misil balístico intercontinental (ICBM, por sus siglas en inglés), y el líder norcoreano, Kim Jong-un, aseguró que era un regalo para los ‘bastardos estadounidenses’.

La Cancillería de Corea del Norte advierte a EE.UU. de dejar de ‘invitar a su condena final’ recurriendo a sanciones y presiones contra Pyongyang.

 De hecho, los expertos aseveraron que dicho misil podía alcanzar Alaska, estado norteño de EE.UU., al tiempo que los medios de comunicación estatales de Corea del Norte aseguraron que era capaz de transportar una ojiva nuclear.

En 1969, otro sello se difundió mostrando al presidente de EE.UU. Richard Nixon (1969-1974) siendo despedazado.

Años más tarde, otro sello apareció en el que se podía ver a un musculoso norcoreano golpeando a un soldado estadounidense, junto al eslógan “bastardo yanqui”.

https://www.diariolajuventud.com/single-post/2017/07/18/Pyongyang-publica-sellos-con-misiles-apuntando-a-Capitolio-de-EEUU

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Un comentario

  1. La noticia no destaca algo que es tremendamente fundamental: Corea (ni la del Sur ni la del Norte) nunca ha atacado a los Estados Unidos de Norteamérica. Pero los USA sí. Muy poco se rememora en nuestros días la Guerra Yanqui contra Corea. Estados Unidos usó en suelo coreano más material destructivo que en las dos campañas europeas de las mal llamadas 1ª y la 2ª Guerras “Mundiales”.

    Cientos, sino miles de aldeas coreanas fueron arrasadas totalmente: esto es, fueron “arrolladas” antes de dividir Corea en dos. Y vender el des*arrollo capitalista de Corea del Sur.

    Quien visite Corea del Norte y conozca realmente su historia (no al modo de las torpes e incultas visitas del ganado turístico que “arrolla y arrasa” con todo, para “uniformarlo” todo después y llamarlo “desarrollo”: a través de las técnicas destructivas de las multinacionales del hormigón, del plástico, de la alimentación en serie industrial, de la industria neurótica de la falsimedia televisiva, etc. El turista es el animal doméstico por excelencia. No desea conocer nada que lo saque de sus “cursilerías”: cursos para principiantes eternos) podría percatarse del enorme esfuerzo que ha realizado la sociedad norcoreana para crear “de las cenizas yanquis de sus aldeas” una sociedad bella, ordenada, científica, amable, educada y responsable.

    En nuestras suciedades pornocapitalistas tanatocráticas se nos suele entontecer contando lo malísima que es Corea del Norte. Y subrayan hasta el hartazgo cuestiones como la supuesta monarquía norcoreana que no sirven para desprestigiar a las hediondas monarquías europeas: desde la holandesa, la británica o la francobourbónica.

    Por otra parte, la noticia tampoco subraya el valor simbólico de la lucha filatélica norcoreana. Se podría decir algo muy parecido con las ridículas publicaciones yanquis desde las cinematográficas hasta las de los libros escolares pasando por las de adoctrinamiento religioso de las sectas surgidas al calor de la imbecilidad protestante.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*