COREA DEL NORTE confirma que su único enemigo es la locura nuclear de EE.UU

Un editorial del principal diario estatal norcoreano, el Rodong Sinmun, aclara que las armas nucleares de Corea del Norte no presentan una amenaza para otros países si estos no están involucrados en las acciones militares conjuntas de EE.UU. contra Pyongyang.

“Estados Unidos ha exagerado a la hora de afirmar que suponemos una grave amenaza para el mundo entero (…) no iniciaremos ni amenazaremos con un ataque nuclear a ningún país del mundo, a menos que participe en las acciones militares antinorcoreanas de Estados Unidos”, expresa el texto.

El periódico del Partido del Trabajo de Corea señala que los esfuerzos de Pyongyang dirigidos al aumento del armamento nuclear tienen como objetivo “contener los pasos descabellados de EE.UU. hacia el inicio de una guerra nuclear”.

A su vez recuerda que todos sus procedimientos han sido comunicados: “(Corea del Norte) no ha llevado a cabo en secreto el desarrollo de sus armas nucleares y de cohetes, sino que todos los procesos de reforzamiento armamentístico han sido claramente revelados como parte de los esfuerzos de Pyongyang para impedir una guerra (con EE.UU.)”.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

2 comentarios

  1. Cuánta lógica y coherencia tiene ese editorial.

    Nuestros medios de la falsimedia desinformativa no paran de cacarear que Corea ha elaborado en secreto sus planes “maquiavélicos”. Y en un párrafo los norcoreanos son capaces de desmontar ese argumentario tan falso como ridículo: ¡cómo vamos a esconder lo que queremos que se sepa para no ser machacados, invadidos como ya lo fuimos en 1950 por las tropas nipoyanquis del general McArthur! ¡Queremos vivir en paz! ¡Somos el país más sereno y tranquilo actualmente del mundo gracias a que hacemos público nuestro coraje de luchar hasta la muerte si somos nuevamente invadidos por los nipoyanquis imperialistas!

    ¡Se nos ridiculiza por ser un país en paz! ¿sin apenas delincuencia! ¡tenemos uno de los pueblos más cultos del mundo! Y esa cultura de la paz se basa en el respeto, la educación, el orden, la limpieza. Si miráis nuestras calles, nuestras avenidas, nuestros campos o nuestras ciudades el aire, el agua y la tierra aún están limpios. Sin contaminación y sin degradación.

    Ya sabemos que los puercos no pueden vivir sino en la inmundicia, pero mirad vuestras ciudades, vuestros cinturones periféricos y os daréis cuenta de todo lo que habéis perdido en vuestro mundo de “libertades” basadas en el consumo. ¿Qué clase de “libertad” posee en el mundo consumista quién no tiene lo necesario ni siquiera para sobrevivir? ¿Por qué se cree “libre” el yonqui que dedica 25 horas al día a malvivir para obtener su miserable papelina? Esa es la “grandeza” de las libertades del capitalismo consumista: explotarlo todo hasta reventar en la más cruda de las miserias.

  2. Nora Eirenea Kuche

    Dices bien Ulisex.

    Yo he visitado Corea del Norte. Y la verdad es que si de algo me arrepiento es de no haber aprendido coreano para poder hablar sencillamente con sus gentes. Era el idioma lo que me impedía hablar con aquellas personas que con una amable y agradable sonrisa te daban más que todos esos gallineros ruidosos donde el griterío no deja escuchar a nadie. Y me refiero tanto a las tertulias de radio y televisión de las cadenas (¿del WC? sí, se parecen bastante) como a los bares y terrazas de la colérica y maleducada España.

    Cuando cuento mis sensaciones de aquel país, alguna gente me invita a largarme para allá. Y ganas no me faltan. Ojalá pudiera aprender coreano. Seguro que allí podría pensar de manera serena y equilibrada. Vi calles limpias y ordenadas. Y hasta los campos estaban cultivados en armonía. Los pueblos asiáticos desprenden un saber agrario muy especial. Pasear por el sudeste asiático y ver cómo durante generaciones han sabido canalizar el agua en forma de terrazas hasta lo más alto y lo más bajo de las montañas es una hermosura. Ojalá sepan cuidar esa riqueza filosófica y que los mercados internacionales no prostituyan sus cultivos imponiendo dictatorialmente lo que se vende y lo que no a miles de kilómetros.

    Si más gente pudiera visitar Corea del Norte otra imagen se tendría de ella.

    Aquí parece ridículo que el Poder de la República pase un familiar a otro. Pero nos hacen tragar como si fuera natural que nos gobierne una familia extranjera, la Bourbónica, a un país de tanta historia imperialista como es el Reino de taifas llamado España.

    ¿Qué hacen los Bourbones por los españoles? Por la inmensa mayoría absolutamente nada; y por una inmensa minoría amasar fortunas con los jeques saudíes del petróleo.

    Sin embargo, en Corea del Norte sus políticos sirven al Pueblo con honestidad, respeto y dedicación. A Corea la dejaron hecha unos zorros en 1953. Las tropas nipoyanquis arrojaron más bombas en Corea que todos los Estados Unidos en la 2ª guerra mundial: ¡se dice pronto! Pero así fue: lanzaron más bombas que en todos los frentes en los que participaron los yanquis en aquella devastadora guerra. Y, sin embargo, hoy la ciudad de Pyongiang es una ciudad sabiamente puesta en pie, reconstruida con conocimientos arquitectónicos de primer orden.

    La caída de la URSS le afectó muchísimo: ¡cómo no! Casi el 80% de su comercio exterior era en aquellos tiempos con los países de la órbita soviética. Ello conllevó tiempos de grandes sufrimientos y de escasez de bienes elementales. Hubo grandes hambrunas. y la población supo levantarse con amor, coraje, disciplina y organización.

    Hoy el imperialismo yanqui desea que vuelvan aquellos tiempos. Pero el pueblo coreano ha sabido aprender lecciones muy duras de aquel colapso. Igual países europeos como España se ven envueltos en breve en procesos similares: la alta deuda externa no pronostica nada bueno. Y ya se sabe que es la China comunista la que se ha ido adueñando de sectores básicos de las economías europeas: desde la deuda externa pasando por la industria textil y la juguetería de diverso tipo. Si a España se le corta el grifo exterior del petróleo de un día para otro las situaciones de hambre de Corea del Norte serán minúsculas. España ha dejado miles de tierras sin cultivar. Y peor aún ha perdido lo más hermoso de cualquier nación: la sabiduría campesina. Ha maleducado a sus gentes en estudios inútiles y en consumismo atroz de borrachera. Los “estudiantes” extranjeros vienen a España no a estudiar, sino a imitar las conductas gamberras de los botellones juveniles. Un país así ¿qué derecho tiene a caricaturizar como hacen sus paraneciosperiodísticos con Korea?

    ¡¡¡¡Lástima de este Reino FrancoBourbónico!!! Sus súbditos confunden la Libertad con el alboroto, el jaleo, la mala educación.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*