COREA. “Bombardeamos todo lo que se movía”, los ataques aéreos masivos que explican la memoria histórica de la RPDC hacia Estados Unidos

“Todo lo que se movía”.

Con esas palabras definió el exsecretario de Estado de Estados Unidos, Dean Rusk, los objetivos de los bombarderos de su país sobre Corea del Norte durante la Guerra de Corea (1950-1953).

Los estrategas del Pentágono bautizaron la misión como Operación Estrangular (Operation Strangle, en inglés).

Fueron, según la mayoría de los historiadores, tres años de incesantes e indiscriminados ataques aéreos que arrasaron ciudades y aldeas en la república comunista, y causaron decenas de miles de muertos entre la población civil.

Según le cuenta a BBC Mundo James Person, experto en política e historia coreanas del Centro Wilson de Washington, esta es una página de la historia de su país no muy divulgada entre los estadounidenses:

“Como se produjo entre la Segunda Guerra Mundial y la tragedia de Vietnam, la mayoría del público estadounidense no conoce mucho de la Guerra de Corea”.

En Corea del Norte, sin embargo, no la olvidaron nunca. Su recuerdo sigue siendo una de las razones de la animadversión que impera en el país hacia Estados Unidos y el mundo capitalista.

El norte recibió el apoyo de la URSS y China que intervinieron ante la represión de miles de comunistas en la península, lo que supuso el inicio de la guerra aérea total contra el Norte.

El general Douglas MacArthur, héroe oficial de la Segunda Guerra Mundial en el Pacífico, decidió empezar con su “política de tierra quemada”.

Desde ese momento, todas sus ciudades y aldeas comenzaron a recibir la visita diaria de los bombarderos B-29 y B-52 de EE.UU. y su mortífera carga de napalm.

Aunque MacArthur cayó en desgracia poco después, el castigo no cesó.

Según describió Taewoo Kim, profesor de Humanidades en la Universidad Nacional de Seúl, todas las ciudades y aldeas del Norte fueron reducidas a escombros.

El general Curtis LeMay, jefe del Comando Aéreo Estratégico durante la contienda, declaró mucho después: “Aniquilamos alrededor de un 20% de la población”.

Cálculos como este son los que llevaron al periodista y escritor Blaine Harden, que publicó varias obras sobre Corea del Norte, a calificar como “crimen de guerra” la acción militar estadounidense.

 

con información de la BBC.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

Un comentario

  1. Laura Delfargue

    Y curioso esa guerra que pretenden que no conozcamos nunca se hizo como celebración de la fundación de la Organización del Terrorismo desde América del Norte (en siglas horribles: OTAN). Y desde entonces esa máquina de guerra terrorista no ha dejado de funcionar para camuflar “inteligentemente” su terrorismo institucional.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*