¿Conoce la marca de coches BMW?

Johanna Quandt, la matriarca de la familia más rica de Alemania, también apodada como la ‘gran dama de BMW’, murió hace dos años y medio y desde entonces se ha estado barajando quienes serán los beneficiarios de su herencia que no serán otros que sus dos hijos Stefan Quandt, de 51 años, y Susanne Klatten, de 55. Ellos se harán cargo de las acciones de BMW, de forma que él se queda con el 25,8% y ella con el 20,9%. Por otra parte, la estructura accionaral no sufre ninguna modificación y el 46,7% queda en manos de la familia Quandt. Los dos herederos de la ‘gran dama’ figuran en la lista de multimillonarios de la revista ‘Forbes’; el puesto 38 para Susanne, con 25.000 millones de dólares, y el 47 para su hermano Stefan, con 22.000 millones.

La riqueza familiar estuvo muy bien relacionada con la jerarquía nazi. Harald Quandt, hijo del primer matrimonio de Magda Goebbels con Günther Quandt, sobrevivió a la guerra y heredó las empresas que habían producido armas, misiles antiaéreos y submarinos para las tropas de Hitler; las mismas en las que trabajaron unos 50.000 «trabajadores forzados», procedentes en su mayoría de los campos de concentración. Sus participaciones en las compañías Bayerische Motoren Werke (BMW) y Daimler AG fueron multiplicando su valor a lo largo de las décadas, según recoge ‘ABC’.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

2 comentarios

  1. Sanchita Panza

    Aquí no cambia nada más que las crisis que nos ayudan a conservar siempre el nacionalsocialismo como la lógica real del pornocapitalismo tanatocrático.

    Los mismos perros con distintos collares.

  2. Sanchita Panza: querrá decir, conservar el anti nacionalsocialismo como la lógica del sionismo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*