COLOMBIA se desangra: Asesinada una familia de líderes sociales (un hijo y sus padres)

Sucedió ayer. La familia estaba compuesta por César Díaz Tapasco, profesor y coordinador de la Institución Educativa del corregimiento de San Lorenzo, de 33 años, y sus padres: Serafín Díaz Guevara, músico y líder social de 60 años, y María Gabriela Tapasco Bueno, de 52 años.

La barbarie ocurrió a las 22:30 (hora local) en la casa de los Díaz-Tapasco. Según vecinos de las víctimas, estos fueron asesinados con armas de fuego por cuatro encapuchados. El matrimonio tenía también una hija, que sobrevivió logrando escapar de la escena.

Nadie tiene duda de que se trata de la enésima agresión contra líderes sociales (492 asesinados desde 2016).

Mediante un comunicado publicado hoy mismo por las autoridades tradicionales del Resguardo de Indígenas de San Lorenzo, aseguran que “La violencia ataca una vez más este territorio que ha hecho su mejor esfuerzo por superar el duelo y sanar las heridas que el conflicto armado y la violencia ha dejado sobre estas tierras”.

El citado comunicado describe a las víctimas como “una de las familias más queridas del centro poblado de San Lorenzo”, dedica sentidas palabras a quienes la componían, afirmando que el legado del hijo de la familia, el profesor César Díaz “motiva a seguir adelante en esta lucha incansable por alcanzar la paz; no claudicaremos en nuestros procesos comunitarios”.

La comunidad recuerda a Serafín Díaz, padre de la familia, como un “reconocido y talentoso músico, gran líder comunitario”, y a su esposa Gabriela Tapasco como una mujer “de enormes cualidades”.

Finalmente subrayan que “Ahora más que nunca exigiremos nuestros derechos, avanzaremos en acciones contundentes por la defensa de la vida y la integrada física de nuestras comunidades, tal y como está amparado en la medida cautelar de la comisión interamericana de derechos humanos, exigimos que cese la violencia en contra de nuestro pueblo”.

Por su parte, el Consejo Regional Indígena de Caldas (CRIDEC) también se manifestó por el crimen, exigiendo a las autoridades del Gobierno de Colombia la premura en las pesquisas judiciales, como también medidas de protección y de garantía a la vida de los indígenas y líderes sociales de la comunidad.

El presidente de Colombia, el ultraderechista Iván Duque, dedica demasiado tiempo en “solucionar” los problemas de los países vecinos (fundamentalmente Venezuela, a quién trata de impartir clases de “democracia” y “derechos humanos”). Mientras tanto, su país se desangra ante su lamentable y sospechosa indiferencia.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*