Carta del ex preso de ETA Jon Iurrebaso Atutxa ante lo sucedido ayer en Pamplona

Pienso que a muchos/as no nos gusta enredar públicamente. Fulanito ha dicho y menganito responde… No se resuelven las grandes contradicciones de opresión de clase y liberación nacional por medio del discurso personal sino por la reflexión individual, sí, pero también por el imprescindible contraste colectivo para buscar una línea de actuación que habremos de revisar cada minuto para reafirmarnos y corregir los matices. Para seguir avanzando.

La cuestión es que estamos viviendo tiempos muy difíciles. Momentos de posición. De marcar postura. Momentos en los que no vale callar. Hay que ser valientes. No tenemos otro remedio si queremos seguir aportando por un futuro socialista para nuestra Euskal Herria libre.

Ayer fue un día más pero también un día que se presagiaba y que resultó muy importante por varias razones que ni siquiera las enumero y clasifico por su cronología o importancia. De la perspectiva que nos da vivir los sucesos querría resaltar varias cosas en una pequeña reflexión realizada con prisas y motivado por la urgencia del momento.

Para algunos el día comenzó en frente de la cárcel de Basauri. Aitzol Gogortza único secuestrado político vasco y gravemente enfermo en dicha cárcel española. El Movimiento por la Amnistía y contra la Represión había convocado una jornada de solidaridad con los PPV que se mantuvo durante 3 horas.

Allí sufrimos el acoso de la Policía Autonómica Española para las Vascongadas. Empujones, amenazas, filmación, identificaciones… Para algunos lo normal. Nos ilusionaba pensar que Aitzol pudiera oírnos. Ojalá.

Finalizado el acto algunos nos dirigimos a Iruña en autobús para asistir a la manifestación resultado de una dinámica de trabajo conjunto llevada a cabo por una treintena ce colectivos que sufren la represión de las fuerzas de seguridad y autonómicas españolas.

Y en el trayecto la guardia civil nos paró, nos hizo bajar del coche y nos identificó. También pretendió interrogarnos, tomarnos pruebas caligráficas y nos negamos a responder y a escribir. 40 minutos en el arcén mientras el resto de vehículos circulaba sin ser detenidos. Y todo lo que narro lo hicieron para 20 personas.

Llegamos a Iruña y sufrimos de nuevo la represión ante el intento de denunciar la represión. Mucho odio por parte de la policía española. Pero también vimos una cosa aún más importante que refleja bien una foto del periódico Deia. Odio de  parte de la policía, incredulidad ciudadana, respuesta popular ante las cargas policiales y jóvenes no encapuchados observando con una mirada de firmeza y de futuro que impresiona. Sentir, pensar y hacer. Como el estribillo de la canción. Verdaderamente espectacular la determinación que irradiaba la juventud ayer en Iruña.

Varios comentamos de prisa y corriendo que no se ha roto la transmisión, que bien patentes siguen las condiciones objetivas para luchar y que a la vista estaba que cuando tocan malas también se sabe estar.

Y en el autobús de vuelta leímos las declaraciones de EHBildu mas tarde las de Asaron, Iñaki Iriondo y otras. Me remitiré a las que he tenido conocimiento antes de enviar este artículo al mediodía del domingo 12 de Marzo.

Me parece imprescindible que cualquiera ejerza el derecho de expresión. La valoración de EHBildu es una posición que no comparto. Primero parece que admite que el derecho de expresión entra en los parámetros que crean convenientes las fuerzas de ocupación (por resumir). Segundo, denuncia  públicamente (y el primero) el derecho a la defensa. Tercero afirma que el derecho de manifestación y expresión entorpece el camino ejercido por la mayoría…. EHBildu no puede negar (ni tampoco la virgen maría, sin ofender)  el derecho a luchar por lo nuestro y por lo ajeno, por lo de todos los que nos situamos  a un lado de la barricada. Sí, a un lado. La barricada siempre ha tenido dos lados. Lo que decida EHBildu es de su exclusiva competencia. Su posición es libre pero sus manifestaciones para descalificar otras criminalizan a otras tantas. Y ya está bien con este tema. La guardia civil nos pisa los talones, los de Sortu y sus súbditos nos agreden en la calle, Otegi criminaliza a quien discrepa de sus tesis, Gara ejerce de policía y juez para contar la realidad, a la “disidencia” le cierran cuentas en las redes, la “disidencia” es culpable de perjudicar la vía Sortu, de perjudicar la vía a la nada, pensamos otros. La vía a la mayor frustración que va a sufrir Euskal Herria. El tiempo dirá.

Otras declaraciones entran dentro del protocolo que los enemigos de Euskal Herria (España y Francia, así a secas) tienen para que lo ejerzan los partidos políticos y otros en cuanto a criminalizar a los que luchan. Al tiempo que defienden el orden de la ocupación, de la imposición, de las reglas del juego españolas y francesas, es decir, de la democracia de la burguesía española, francesa y vasca.

En cuanto al Alcalde de Iruña. Un alcalde franquista habría dicho parecidas cosas cuando la policía española cargaba contra una manifestación. Preocupado por la limpieza, los comerciantes… Mucho cambio para ser tan carcas como los de siempre.

Iñaki Iriondo. Manipulador político de Sortu ejerciendo el periodismo en un periódico que fue de toda la antigua Izquierda Abertzale y que hoy pertenece a la élite de la derecha vasca de la Izquierda Abertzale Oficial. Por qué convocar la manifestación de Iruña “A la represión auto defensa” si ya estaba la de Bilbao, dice. Y lo que oculta y tergiversa es que la convocatoria de Iruña era bastante anterior a la de Bilbao y que, en todo caso y ante esa tesitura, otros tendrían que haber cambiado fechas. Elude las 3 horas ante la cárcel de Basauri en solidaridad con los PPV gravemente enfermos y…  Pero nada de eso existe para las estructuras burocráticas, reformistas y de pensamiento único de Sortu. Por mucho ABIAN y mucha refundación que hayan realizado, la práctica es lo que nos define. Y la veremos en el qué, cómo, cuándo, con quien, etc. Hablo de las estructuras, evidentemente.

Aun y todo, qué será cuando estas estructuras puedan ejercer el poder. Miedo me da. En todo caso, y como el Movimiento por la Amnistía y contra la Represión lo decía recientemente, muchos en Euskal Herria, por fortuna más de lo que pensáis, no vamos buscando bronca y, además, no somos de poner la otra mejilla. Solidaridad y libertad para los detenidos.

Jon Iurrebaso Atutxa, expreso político de ETA.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

Un comentario

  1. Ya…

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*