Birmania: urge detener limpieza étnica de minoría musulmana

Una comisión para abordar cuestiones humanitarias urge a tomar ‘acciones inmediatas’ para poner fin a la matanza de la minoría musulmana rohingya en Myanmar.

La delegación humanitaria, formada por nueve expertos y creada en agosto de 2016 por el Gobierno de Myanmar (Birmania) es presidida por Kofi Annan, exsecretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y tiene como objetivo encontrar una solución viable a la represión étnica contra la minoría rohingya y budistas en el estado de Rajine (oeste).

Dicha comisión ha presentado este jueves un informe provisional con recomendaciones para prevenir la violencia sectaria y promover la reconciliación en Rajine.

“La naturaleza de la crisis ha cambiado tras los ataques registrados el 9 de octubre (de 2016) y la consiguiente operación de seguridad”, ha afirmado Annan en alusión al asalto que comenzó cuando nueve policías murieron el 9 de octubre en ataques contra puestos de seguridad cerca de la frontera de Bangladés. Desde entonces, casi 70.000 rohingyas han huido rumbo a Bangladés, según estimaciones de la ONU.

La operación militar recibió la enérgica condena de la Organización de las Naciones Unidas y diferentes organizaciones de derechos humanos y ONG que la calificaron de una flagrante violación de los derechos humanos, crimen contra la humanidad y posible limpieza étnica de la minoría rohingya.

“En vista de las circunstancias en Rajine, nuestro informe provisional pide acciones urgentes en una serie de asuntos”, ha expresado el politólogo libanés Ghassan Salamé a los medios durante una rueda de prensa en Rangún retransmitida por el perfil de la comisión en la red social Facebook.

El grupo, que presentará el informe final a lo largo del año, ha pedido que se abra una investigación imparcial sobre las denuncias de los crímenes perpetrados desde el ataque y que se permita el acceso a las zonas afectadas a la ayuda humanitaria y miembros independientes de la prensa.

“Creemos fuertemente que los autores de estos crímenes deben ser llevados ante la justicia”, ha señalado Annan en un comunicado, al remarcar que el objetivo de la comisión que lidera es identificar los “obstáculos” que bloquean la paz a largo plazo y el desarrollo de Rajine.

Entre las recomendaciones provisionales se encuentran la protección de los derechos, la libertad de movimiento, el desarrollo social y económico de la empobrecida región y la edificación de la herencia cultural de Rajine.

Desde el año 2012 el estado de Rajine ha sido escenario de una violencia brutal de parte de los extremistas budistas. El Gobierno birmano niega la plena ciudadanía a los musulmanes, y los considera como inmigrantes indocumentados de Bangladés.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*